Ovación
Martes 30 de Mayo de 2017

Con variedad de laterales

Paolo Montero tendrá un lindo desafío para la próxima estación llamada Colón, el sábado a las 16. Porque ahora contará con variantes para armar la muralla defensiva, ya que Paulo Ferrari quedó liberado tras la sanción y Víctor Salazar se recuperó de la lesión y está pleno para retornar al equipo.

   Hasta el momento, ante cada contingencia que se presentó, el uruguayo se las ingenió para disimular las bajas y utilizó nombres en lugares no habituales. Precisamente por el costado derecho frente a River, en el Monumental, paró al lungo Esteban Burgos para cubrir ese lugar. Y respondió correctamente en una defensa que tuvo un rendimiento sólido y sin defectos frente a una de las delanteras más letales del fútbol argentino.

   Lo que hasta hace días era una complicación para el cuerpo técnico por falta de elementos para tapar los huecos del fondo, ahora tendrá un abanico de alternativas para el fondo canalla.

   Ferrari o Salazar, en ese orden, corren en busca de volver a insertarse en el equipo principal en lugar de Burgos, salvo que el entrenador opte por no tocar nada. Aunque, lo cierto es que la lógica indica que volverá a poner en el lateral a un futbolista que también le aporte salida, más aún teniendo en cuenta que jugará en el Gigante de Arroyito.

   Todo técnico siempre celebra y destaca la oportunidad de tener estos inconvenientes, cuando cuenta con varias alternativas para conformar una formación. Y después de los obstáculos que tuvo que sortear por la baja de defensores, ahora tiene variedad para elegir.

   En principio la incógnita principal estará planteada en el fondo, aunque seguramente seguirá de cerca el andar de Gustavo Colman, quien en la previa con River acusó una fatiga muscular que lo puso en duda. Y el domingo fue reemplazado por Martínez. Por el momento hay optimismo en que el volante llegará sin inconvenientes.

Navarro reconoció su error
"Esta claro, me equivoqué", con simpleza, pero sobre todo honestidad, así lo reconoció el juez de línea Cristian Navarro al referirse a la jugada en la que señaló posición adelantada de Washington Camacho en el partido del domingo ante River en el estadio Monumental. "Me adelanté a la jugada y quedé desfasado", reconoció el asistente del árbitro Fernando Rapallini.
"Estaba mal parado. Me duele el error, me corre sangre por las venas. Y es de caballero decir que actué de mala forma", manifestó Navarro, y agregó: "Por cómo estaba ubicado, no vi al jugador de River que habilitaba a Camacho".

Comentarios