Entrevista | Pablo Sánchez
Miércoles 22 de Marzo de 2017

"Como rosarino, me encanta el duelo Bauza-Pizzi"

Vitamina, DT de Everton de Chile, habló con Ovación sobre las sensaciones vividas cuando compartió equipo con el ex delantero y eran dirigidos por el Patón. Ponderó las condiciones de ambos y dijo que "van a estar obligados".

¿Qué te sugiere un duelo como técnicos entre Bauza y Pizzi?

Como rosarino y como hombre salido de Central me gusta ese duelo. Le hace bien a Rosario que se produzca este choque porque el Patón es hombre de la casa y Juan, más allá de ser santafesino, se formó en Central. Está bueno para Rosario y también para Central. Imagino que para ellos será especial, no sólo por lo que significa como seres humanos y como colegas, sino por la responsabilidad que tendrán porque se juega un partido importantísimo de cara al futuro de ambas selecciones. No la tiene fácil ninguno de los dos.

¿Bauza fue un gran maestro para todos ustedes?

Mirá, yo tengo grandes recuerdos del Patón porque fue el técnico que me dio la posibilidad de retornar a Central después de haber estado cuatro años afuera y por eso soy un agradecido. Después él se fue pero tuve la suerte de quedarme cinco años más en el club, pero todo se lo debo a él, que fue quien confió en mi regreso, incluso sabiendo que deportivamente me iba a costar. Siempre pensó que al jugador que retornaba al fútbol argentino le costaba la adaptación y recuerdo que me dijo "andate a Gimnasia que yo tengo el equipo armado y si las cosas van bien te traigo". Y así fue. Y gracias a eso pude ser compañero de Juan, que era más grande que yo, y generamos una gran relación. Todos vivimos muchos buenos momentos en Central, como fue aquella Libertadores en la que llegamos a la semifinal. En ese tiempo desde lo deportivo empecé a ver una evolución como entrenador. Antes se separaban las áreas física, técnica y táctica y el Patón comenzó a juntarlas, empezando con una metodología más moderna. Después debe haber ido mejorando todo eso, pero fue uno de los primeros entrenadores que tuve en hacer todos los trabajos de manera más integrada.

¿Y a Juan en esa época ya lo veías como un gran alumno?

Y, Juan es un tipo muy inteligente, muy capaz. Recuerdo sus primeros pasos posfútbol, en los cuales fue probando hasta quedarse con lo que más le gustó y eligió lo que más capacitado estaba. Porque primero tuvo la posibilidad de transformarse en mánager de Central y de ahí fue a Colón como técnico, pero con un inicio muy traumático porque no tenía el título, junto al Chemo Del Solar. Fue un golpe del que no muchos se reponen y él se repuso. Al tiempo volvió a intentarlo en Perú, en Chile y de ahí ya se afirmó con los pasos por Central, San Lorenzo, Valencia y León. Ahí ya había enriquecido su carrera a un altísimo nivel.

Siempre se dijo que mientras el Patón dirigía, Pizzi era el técnico dentro de la cancha. ¿Era tan así?

Siempre hay un jugador que intenta ser el reflejo el entrenador dentro del campo. Es el que da instrucciones, el que pone calma en los momentos que se necesitan, el que da coraje cuando el equipo se encuentra debilitado. Juan era el reflejo de lo que pretendía el técnico, por experiencia, por trayectoria, porque ya había jugado un Mundial representando a España. Tenía un recorrido que le daba esa espalda para ser lo que era. Ojo que no todos tienen la capacidad de transformar todo ese recorrido es cosas positivas y Juan lo tuvo, por eso pudo ser un tipo muy positivo, más allá de que nunca se demostró un tipo muy superior porque se ponía a la altura de todos. Igualmente cuando se necesitaba que se muestre como el hombre fuerte del grupo lo lograba.

¿Sentís que son de estilos futbolísticos diferentes?

Sí. Puede ser que ser que sean un poco diferentes. Quizá Juan sea un poco más ofensivo o audaz. Hoy lo veo a Bauza en la selección con una propuesta más ofensiva porque tiene un plantel riquísimo para jugar. Tiene que darle para adelante, lo sabe y trata de llevarlo a cabo. Pizzi igual. Más allá de lo que demostró en los clubes en los que estuvo hay que tener en cuenta que hoy en Chile sucedió al entrenador más exitoso a nivel de selección que fue Sampaoli, quien marcó un camino. Juan se encontró con un plantel muy rico técnica, táctica, física y psicológicamente, que son las áreas que competen a un futbolista. Se encontró con la mejor generación del fútbol chileno y aprovecha esta situación para convertirse en un técnico que sale a ganar. Siempre lo hizo, pero ahora más que nunca por la riqueza de jugadores que tiene.

¿Se juegan demasiado los dos en este partido?

No es determinante pero sí es sumamente importante. Fijate que históricamente Argentina no se siente cómoda jugando en Bolivia y después de este partido tiene que viajar a La Paz y en Chile, psicológicamente la ausencia de Vidal es importantísima. Uno lo nota en el día a día, incluso en la prensa, que está muy preocupada por esa baja. Encima tampoco puede estar Marcelo Díaz. Me parece que por la condición de local y por estar un paso atrás, la gran obligación la tiene Argentina.

¿A Argentina cómo la ves?

No sé. A Argentina hace mucho tiempo que no le encuentro el patrón de juego que sí le encontraba clarísimamente al Chile de Sampaoli. A ese equipo tuve la posibilidad de verlo en vivo y era muy claro lo que hacía, lo que pretendía, cómo defendía, cómo atacaba. Juan agarró ese envión y trata de seguirlo y hoy veo comportamientos muy parecidos a los que pretendía Sampaoli. Pero en Argentina no veo eso. Pero no es que no lo veo ahora con el Patón eh, no lo veo desde hace mucho tiempo. Sinceramente no sé cuál es el motivo, pero no veo un patrón de juego definido. Porque hay equipos que se repliegan y se defienden, en los que todos pasan la línea de la pelota y dicen "jugamos de esta manera", sea ofensivo, defensivo, más audaz o más mezquino. Y Argentina, desde hace tiempo, me cuesta definir a qué juega.

Es que a veces se pasa de un estilo a otro y eso complica.

Siempre reniego de esas cosas. No tanto a nivel selección, sino a nivel clubes, porque se va un entrenador y llega otro que nada que ver. Sabés cuál es el problema, que un club o una selección llama a un técnico y le dice "¿cuál es tu proyecto?" y yo le tengo que decir "mi proyecto está repleto de sueños y objetivos y uno de ellos puede ser ganar el fin de semana, pero el proyecto tiene que ser tuyo, no mío como entrenador". Eso de que un técnico lleva una carpeta para presentar es la mentira más grande que escuché en mi vida. Yo no tengo una carpeta, sino que me siento con los tipos para decirle "mirá, yo entreno de esta manera y quiero que mi equipo juegue así". Mi proyecto es sostener una idea y tratar de llevarla a cabo, pero los proyectos son de los clubes o de las selecciones en este caso.

¿Y creés que Bauza aún no le pudo poner su sello al equipo?

Mirá, no vi todos los partidos de la Argentina, pero no detecté todavía algo particular de Bauza en la selección. Ojo, a veces trato de proyectarme como entrenador de una selección, la de mi barrio si querés, y pienso que no debe ser para nada fácil porque entiendo la necesidad de los tiempos de un técnico para generar una idea y para mostrarles a los jugadores, no sólo en un pizarrón, qué es lo que pretende de ellos como equipo. Siempre digo "pucha, qué difícil debe ser". Tienen la posibilidad de tener muchísima jerarquía porque dirigen a los mejores, pero no deja de ser algo muy complicado.

¿Y cómo explicás que a seis fechas del final de las eliminatorias el equipo esté mirando la tabla de reojo?

Y, en el medio cambió de entrenador, que incluso no son de lo más parecidos en cuanto a idea futbolística. En el medio hay una AFA sumamente convulsionada. Todavía recordamos las quejas que tuvo Martino con AFA diciendo que se sentía desprotegido y solo después de perder la final de la Copa América. Todo ese lío hace que lo que se ve hoy en la selección parezca lógico.

¿Es injusto el mundo del

fútbol, o al menos una parte, cuando dice que esta es una camada perdedora por esas tres finales perdidas?

Qué sé yo... Llegar a jugar finales no es nada fácil. Me podés decir que es una selección que aparece siempre en los primeros puestos del ránking mundial, con lo cual debiera ser lógico jugar finales, pero la realidad indica lo contrario. Ahora, perder tres finales consecutivas pone a los jugadores en una situación sumamente incómoda y obviamente estos muchachos se encuentran con una obligación de tener que ganar algo, incluido Messi, habiendo ganado casi todo. Más allá de toda su jerarquía, evidentemente en algún punto les está pesando y no están todo lo sueltos que deberían. Porque uno los ve en sus equipos y no todos llegan a ser el reflejo de lo que son semana a semana antes de venir a la selección. Algo les está pasando. No soy psicólogo, pero entiendo que no se sienten cómodos, al menos en la magnitud que como se sienten en sus clubes.

Hace un rato dijiste que te imaginás como técnico de selección. ¿Si fueras por unas horas técnico de la Argentina, lo convocarías a Icardi?

Sí, a mí me encanta. Ahora, hay que ver la interna del plantel y qué pasa con el grupo si yo convoco a Icardi. Esa es la parte que uno no sabe. Deportivamente lo convoco, sin dudas, porque es un 9 enorme, pero hay que estar empapado en el tema y poder detectar que tan negativa o positiva puede ser su convocatoria y poner todo en la balanza. Esto lo digo desde mi gusto personal. Porque el Patón hace lo que quiere y está bien porque él es el que decide.

¿Y Chile como selección qué es, para vos que estás cerca? ¿Se mueve al ritmo de lo que Pizzi quiere?

Sí. Juan es un técnico ofensivo y le cae bien a la selección. Cuando se fue Sampaoli empezaron a sonar nombres y la verdad que nunca se me ocurrió el de Pizzi. En su momento pensé "¿y ahora quién viene, a quién traen?", porque Pellegrini es distinto a Sampaoli e históricamente le dijo que no a la selección. La verdad es que me sorprendió cuando lo eligieron a Juan, que justo estaba en una levantada muy grande en León de México, donde no había arrancado muy bien. Cuando llegó me di cuenta de que era el indicado. No conozco su metodología de trabajo, pero me parece que desde la idea de lo que se ve en la cancha y de lograr protagonismo fue la mejor elección.

¿Este proceso de crecimiento de la selección chilena potenció el medio local, más allá de que las grandes figuras juegan todos en el exterior?

Acá hay una gran controversia y una crítica permanente de la prensa chilena para con el fútbol local, incluso con debates grandes y hasta agresivos porque consideran que el fútbol chileno no está a la altura de lo que demuestra la selección. Obviamente los mejores están afuera y acá los clubes son sociedades anónimas, por lo que cuando aparecen los buenos futbolistas rápidamente son vendidos afuera. La liga es competitiva, aunque hace muchos años que a los clubes no les va bien en los torneos sudamericanos.

Nombraste a muchos técnicos. ¿Cómo juega hoy el Everton de Vitamina Sánchez?

Nosotros intentamos jugar. Intentamos ser protagonistas y nos está yendo bien. Tengo un equipo muy joven y estamos segundos en el campeonato, detrás de Colo Colo. Hay un plantel joven que juega bien al fútbol y hay una idea que tratamos de sostenerla. El equipo es audaz, valiente y ambicioso pese a no estar entre los más poderosos. Seguiremos dando pelea y veremos hasta dónde podemos aguantar. Por ahora disfrutamos de un buen momento, no sólo por la posición en la tabla, sino disfrutando porque el equipo juega bien y porque de a poco vamos logrando lo que pretendemos. Cuando uno habla de ideas es complicado porque habría que explayarse mucho, pero tratamos de ser protagonistas, de respetar la posesión, de ser inteligentes y saber que un equipo siempre va a tener malos pasajes porque no se puede ser superior al rival durante 90 minutos y entonces hay que estar preparado para esos malos momentos.



Comentarios