Ovación
Jueves 22 de Junio de 2017

Central y el éxodo de un equipo entero

Central está sufriendo en carne propia lo que significa tener un plantel con buenos jugadores, que por sus condiciones y rendimientos son apetecibles por otros clubes.

Central está sufriendo en carne propia lo que significa tener un plantel con buenos jugadores, que por sus condiciones y rendimientos son apetecibles por otros clubes. En este fútbol mercantilista las ofertas suelen sumar muchos ceros y a los equipos de estas latitudes muchas veces se les hace muy difícil retener a sus mejores figuras.

La pena es que el canalla no logró coronar buenas campañas con un título, pero igual sus principales exponentes comenzaron un éxodo que indudablemente está generando una renovación absoluta del plantel. En el último año calendario hay que decir que emigró o está en vías de hacerlo prácticamente un equipo entero de primerísimo nivel. Sea por ventas millonarias o contratos que caducaron, partieron el arquero Sebastián Sosa; los defensores Alejandro Donatti y Pablo Alvarez; los volantes Walter Montoya, Damián Musto (se despidió el martes ante Talleres), Giovani Lo Celso y Franco Cervi; y los delanteros Marcelo Larrondo y Teófilo Gutiérrez. Además también podrían emigrar Javier Pinola (ver página 6) y hasta Víctor Salazar.

Claro que no todas las salidas fueron iguales y varias se consumaron por decisión de los jugadores que excedieron la voluntad dirigencial, pero hay que decir que semejante sangría atenta indudablemente contra las aspiraciones de sostener un equipo serio y competitivo. Por eso en este receso está claro que se concretará un gran recambio que deberá capear con oficio y elección de buenos refuerzos Paolo Montero.


Comentarios