Ovación
Sábado 24 de Junio de 2017

Central se conmovió por la ida de Pinola a River y la salida terminó siendo traumática

La cláusula de rescisión es de 1,5 millón de dólares (con impuestos llegaría a casi 2 millones), pero Central sabe que el jugador vale mucho más.

Javier Pinola ayer se levantó como siempre para ir a entrenar. Su representante Marcelo Carracedo la noche anterior ya le había comunicado a la dirigencia auriazul que el defensor seguiría su carrera en River, tal cual publicó Ovación. Era temprano y su esposa estaba en camino al colegio (Alemán) para llevar a sus hijos. Fue el propio defensor quien antes de partir a Arroyo Seco atendió el teléfono de su casa y fue alertado por la directora de la escuela de las pintadas agresivas hacia su persona por dejar el club. Su mujer regresó de inmediato con los niños llorando porque no entendían la situación. Un patrullero ya aguardaba en la puerta del domicilio. El zaguero entonces, abrumado por los hechos, emprendió el viaje a Buenos Aires. "Ese fue el escenario. Javier quería jugar el partido de San Juan. No es que se escapó ni desapareció de la ciudad. La verdad es que anímicamente ahora está muy mal. Le dolió irse de esa manera. Está desconcertado y abrumado por lo que le tocó vivir", le confió ayer Carracedo a este diario, relatando cómo fueron las primeras horas del viernes agitado que vivió el mundo Central y que tuvieron como protagonista excluyente al zaguero de la selección nacional. Claro que desde la dirigencia auriazul cargaron las tintas contra el accionar sigiloso y sin código de la directiva millonaria, de primero cocinar todo con el jugador y luego forzar su salida a cómo dé lugar. También influyeron los reiterados llamados de Gallardo. Pinola ya es historia en Central, aunque ahora hay mucho por discutir en cuanto a dólares para hacer menos traumática su salida. La cláusula de rescisión es de 1,5 millón de dólares (con impuestos llegaría a casi 2 millones), pero Central sabe que el jugador vale mucho más y por lo menos ahora querrá duplicar ese monto para empezar a hablar con sus pares millonarios. La bomba informativa de la salida de Pinola que fue tapa de ayer de Ovación era lógico que decante en un viernes muy ajetreado, con protagonistas que tuvieron mucho para decir y explicar. Una noticia que hasta eclipsó lo que es el partido de hoy ante los sanjuaninos por la última fecha del torneo, donde hay chances de que el canalla pueda filtrarse a la Sudamericana. Todo estuvo focalizado en Pinola. No existió otro tema. Fue el personaje excluyente en la prensa deportiva. Pero, hay una pregunta que se impone: ¿por qué Pinola se fue de Central?

"Javier estaba cómodo, contento, en el club lo trataron siempre muy bien. No va a hablar jamás mal de nadie de Central. Lo que pasa es que él tenía un desafío personal de jugar en un equipo grande de Buenos Aires, sobre todo en River, que era el sueño que tenía de cuando era chico por ser hincha".

A Broglia se le salió la cadena y luego pidió disculpas

El presidente de Central, Raúl Broglia, le echó nafta al fuego con declaraciones fuera de lugar que después derivaron en disculpas. De todas formas, la víctima de sus punzantes dichos, su par de River Plate Rodolfo D'Onofrio, no las aceptó todavía, al menos al decir del propio mandamás canalla. Primero lo trató de "deshonesto" y dijo que habría que "quemarlo en una plaza pública". Luego expresó: "Me equivoqué profundamente".

"Me equivoqué profundamente, no pienso que hay que quemarlo ni que es deshonesto. Pido disculpas a D'Onofrio, estoy muy arrepentido y no tendría que haber dicho eso. Se me salió la cadena pero quiero aclarar que no pienso lo que dije", señaló Broglia horas después.

Las declaraciones de Broglia surgieron más temprano, a raíz de la salida de Pinola a River: "Es la tercera vez que (D'Onofrio) actúa así. Ya pasó con (Marcelo) Larrondo, (Víctor) Salazar (que no se fue) y ahora. Esta situación me demuestra que los tipos que hablan de honestidad son los peores. Él (D'Onofrio) dice que hay que quemar a la AFA, que hay que quemar esto, lo otro. Primero hay que quemarlo a él en una plaza pública".

Después, Broglia pidió disculpasó. "Llamé a D'Onofrio, pero no sé si las aceptó. Teníamos una relación distante pero buena. Por ejemplo, lo de Larrondo nos molestó pero al final hubo un acuerdo".

Comentarios