Central
Domingo 30 de Abril de 2017

Central quiere cazar al Tiburón para alimentar el sueño de meterse en la Sudamericana

Montero fue clarito cuando afirmó que "todavía no ganamos nada. No tengo nada en el bolsillo". El entrenador auriazul mantiene los pies sobre la sólida base de la realidad

Jugarán esta tarde en el Gigante de Arroyito. Cada cual deberá atender a su juego. A sus necesidades y responsabilidades. Pero hay más. Para Central estará en pugna una porción, aunque sea pequeña, de su dignidad de entrar a la Copa Sudamericana. Por eso es que deberá presentarse ostentoso futbolísticamente. Mientras que Aldosivi no puede andar derrochando puntos porque sabe que anda pobre cuando abre la billetera de los promedios. Los canallas cotizan en alza en la bolsa de las posibilidades y especulaciones en la previa. Aunque el Tiburón, por más que llegue a este desafío en peligro de extinción, buscará moverse en Arroyito porque si se queda quieto o recula sabe que se ahogará.

   Montero fue clarito cuando afirmó que "todavía no ganamos nada. No tengo nada en el bolsillo". El entrenador auriazul mantiene los pies sobre la sólida base de la realidad. Por eso clama y predica "humildad" a la hora de afrontar un encuentro. Sus pupilos captaron el mensaje y obran en consecuencia.

   Por eso es que hoy buscarán quedarse con los puntos como primera medida. Saben además que ganar es imprescindible para un plantel con aspiraciones. Claro que Central también necesita el prestigio de su lado para poder continuar alimentando la sensación de equipo fuerte, aunque luego no lo parezca tanto.

   El hecho de que fecha a fecha no presente una misma alineación no viene siendo un escollo para el entrenador uruguayo, ya que las estadísticas le están dando la derecha (ver aparte). El canalla da la firme sensación de estar pensando demasiado en el futuro inmediato. Y a lo que vendrá hay que alimentarlo con lo que hay. La reflexión corre para los protagonistas futbolísticos. Incluso también para los dirigentes, quienes no pueden seguir errándole tanto a la hora de las contrataciones. O a la hora de dejarse llevar por una sola voz cuando se abre el mercado de pases, por más que brinden otro discurso y exhiban otra postura puertas hacia afuera.

   Desde que se reinició el torneo largo, el elenco auriazul no ofrendó como el semestre pasado actuaciones desteñidas. Tampoco brinda la imagen de un equipo que sólo acelera. Con el arribo de Montero, Central tomó real conciencia de que sin presente no hay futuro posible.

   Es todo esto que el partido de hoy en el Gigante trascenderá en el resultado momentáneo. En Arroyito tienen más que en claro que son tiempos ideales para consolidar el presente en pos de darle un marco al futuro que incluye probablemente la participación en la Copa Sudamericana, la gran obsesión del plantel y cuerpo técnico.

   Por eso es que no sólo se trata de hablar de lo que puede suceder en la cancha esta tarde. Hay que mantener la vista en el foco. En el deseo. En el objetivo. Y no marearse por más que el adversario venga acusando problemas fecha a fecha (ver aparte). Está claro que Central no buscará más que ganar en el Gigante. Cazar al Tiburón es la meta inmediata. No obstante, desde lo futbolístico, el plato parece muy prometedor para los canallas.

Comentarios