Central
Jueves 28 de Septiembre de 2017

Central puso todo y volvió a eliminar a Boca de la Copa Argentina

Central tumbó al cuco Boca y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina. Los jugadores canallas respaldaron a Montero a puro coraje. Golazo de Caramelo Martínez para el 1 a 0 final.

Otra vez el fútbol le hizo burlas a los pronósticos. De nuevo quedó claro que los antecedentes son de palo antes de los partidos y que ningún encuentro está ganado de antemano por más que un equipo llegue en la cresta de la ola y el otro esté averiado y devaluado. Y Central fue el artífice para echar por tierra con todo el favoritismo xeneize y armar una victoria absolutamente merecida de principio a fin.

Claro que el autor intelectual del renacimiento auriazul fue justamente el DT Paolo Montero, que anoche se jugaba el pellejo y logró convencer a su tropa de que con sacrificio físico, compromiso táctico y convicción para no sentirse menos que nadie era posible seguir con vida en la Copa Argentina y darle un sopapo al "cuco" Boca. Central armó un triunfo tan alto como la cordillera de los Andes que flanquea al Malvinas Argentinas. El Canalla ganó 1 a 0, con un disparo delicioso de Mauricio Martínez y así se instaló en los cuartos de final de la Copa Argentina. Central dio una conmovedora prueba de vida futbolística.

Desde que culminó el partido del domingo en el Gigante ante Banfield fue el propio Paolo el que emplazó su gestión prácticamente en la suerte de su equipo en la Copa Argentina. Por eso, todo indicaba que si el Canalla perdía el técnico uruguayo cruzaba el charco y se volvía a Montevideo. Lo que quedó clarísimo anoche es que el plantel dio la cara a muerte por el entrenador, que cada jugador canalla dejó la piel en las pelotas divididas y que a partir del ejemplo del capitán Marco Ruben, disminuido por una distensión intercostal, nadie se guardó nada a la hora de correr y luchar para lograr el gran objetivo de avanzar en el torneo que tuvo a los de Arroyito en las últimas tres finales.

Central le ganó a Boca desde la convicción de que juegan once contra once y que con un plateo táctico acertado un equipo puede minimizar el poderío del rival y a la vez potenciar sus posibilidades. Justamente esto fue lo que ideó el DT canalla. Porque Paolo armó un esquema austero con una doble línea de cuatro solidaria y arriba se la jugó por la experiencia y entrega de Germán Herrera para que acompañe a Ruben. Ambos delanteros tenían que ensuciar la salida xeneize y vaya si lo lograron.

Además Central tapó a Fernando Gago con Gustavo Colman. Y Ferrari estuvo siempre cerca del colombiano Cardona, que asomó para ser la figura y terminó totalmente deshilachado. Esta vez no importó el penal grande como una casa que no cobró Fernando Rapallini cuando Pablo Pérez voló como un arquero dentro del área xeneize y con el brazo despejó el tiro de Colman al córner.

Porque con maestría Mauricio Martínez definió de aire un centro del Colo Gil y estampó la única perla de la noche promediando el primer tiempo.

Luego Central fue pura disciplina y Boca un mar de nervios y a medida que avanzaba el reloj no se le caía una sola idea y así terminó en el embudo de Tobio y Leguizamón.

Se consumió el tiempo y Central se regaló un festejo grandote, inolvidable, con los jugadores arremolinados dentro del campo ofrendando la victoria a los hinchas soñadores que llegaron desde Rosario y tuvieron el privilegio de ser testigos del emocionante pase a los cuartos de final.

Paolo lo imaginó y sus jugadores le respondieron con creces. Ahora espera rival de cuartos de final de la llave que hoy jugarán Banfield y Godoy Cruz en Córdoba. Central lo hizo. Pudo. Se puso de pie. Tumbó a Boca y la Copa Argentina sigue siendo el gran objetivo para lo que resta del 2017.


Cuando jugó octavos, siempre pasó a cuartos

Central otra vez lo hizo. Siete veces llegó a octavos de final de la Copa Argentina y 7 veces clasificó a cuartos, donde ahora jugará con Banfield o Godoy Cruz (ver páginas 8/9). Además, es el segundo mano a mano que les gana a los xeneizes tras el pasaje del año pasado a semis, sobre once definiciones. Las ediciones de 1969 y 1970 superó los 8º de final ante Newell's. En la primera 0-0 en Arroyito y 3-2 en el Parque, y en la otra 1-0 y 0-0. En la 2011/12 superó a Belgrano 2-1, en la 13/14 a Tigre 1-0, en la 14/15 a Ferro por penales (0-0) 5-3 y en la 15/16 a Morón 2-0. En tanto, Central igualó los duelos con Boca de Copa Argentina. Los xeneizes vencieron los dos primeros, en 12/13 en 4º por penales 4-2 tras empatar 1-1 y la final de la 14/15, 2-0. Pero los canallas los vencieron en los 4º del año pasado 2-1 y anoche con el 1-0 en octavos. Las otras 9 veces que se enfrentaron en otros campeonatos siempre había ganado el equipo de la ribera.

Central, el que más cotejos jugó en la copa

Desde que volvió a jugarse la Copa Argentina, Central ya disputó 25 partidos. Ganó 16, empató 6 y perdió sólo 3 (C. Córdoba en 2012/13 y las finales con Boca y River). Tras los empates tuvo 6 definiciones por penales de las cuales ganó 4 y perdió 2. Es el que más jugó.

Comentarios