Ovación
Domingo 19 de Marzo de 2017

Central Córdoba recibe a Cambaceres, rival directo en la tabla del descenso

El equipo comandado por Daniel Moscetta tendrá dos variantes tácticas con respecto a la derrota que sufrió ante Cañuelas por 3 a 1

Central Córdoba tiene un partido de seis puntos en el Gabino Sosa. Recibe a Cambaceres, rival directo en la lucha por no descender a la Primera D. Siete puntos son los que separan a los charrúas del rojo del Ensenada, equipo que con el promedio que tiene es el principal candidato a perder la categoría.

El equipo comandado por Daniel Moscetta tendrá dos variantes tácticas con respecto a la derrota que sufrió ante Cañuelas por 3 a 1. Ingresan Lucas Bracco y Leandro Figueroa por Federico Ferrari y Ramiro Rocca.

Con estas modificaciones, los dueños de casa están obligados a obtener las tres unidades para tener una bocanada de aire de cara a las próximas fechas.

Pero la mano viene complicada para el actual entrenador del charrúa, que tuvo que tomar las riendas tras las salidas de Oscar Santángelo y Alberto Valiente como técnico interino por malos resultados. Y a la hora hacer un ba lance, lo conseguido desde que llegó a Tablada es muy poco para un equipo complicado en el promedio. Disputó 9 encuentros, de los cuales solo ganó 1, igualó 6 y perdió los dos restantes. Cosechó 9 unidades y con la presente producción quedó muy cerca de Cambaceres.

Además el plantel sufrió la partida de Cristian Vella (se retiró del fútbol) y la salida sorpresiva de Leonardo Borzani, quien por problemas económicos se alejó del club. Con esas bajas, el grupo se quedó sin un líder en el grupo y el técnico, con sus 6 colaboradores, no le encuentra la vuelta para salir de la incómoda situación, en la que ya ni piensa en el reducido.

A pesar de todo, Córdoba debe recobrar la memoria y necesita ganar para tener un poco de aire.

Argentino quiere seguir ahí

Con el mismo equipo que igualó ante Muñiz (1-1) en el reinicio de la Primera D, Argentino va por una victoria en el Olaeta para seguir en el lote de los ocho que clasifican a reducido por el 2º ascenso y hasta soñar con el título. Los salaítos están 7º, a 11 de la punta pero deben el partido ante Central Ballester, postergado por dengue de cuatro futbolistas canallas.

Recuperado Brian Carabajal de su traumatismo en la cabeza (en la primera fecha), el técnico Marcelo Vaquero apostó nuevamente a los once que arrancaron el torneo.

Pasaron 15 días y Argentino vuelve a tener otra prueba complicada ante su público.

"Estamos obligados a ganar en nuestra cancha para olvidarnos de la pobre igualdad ante Muñiz. Tenemos un plantel capacitado para aprovechar la oportunidad", sostuvo el defensor Leandro Córdoba.

El lateral izquierdo confía en que serán protagonistas: "El torneo está parejo y Argentino estará en la lucha por los dos ascensos".

Comentarios