Central
Lunes 29 de Mayo de 2017

Central en boca de todos

Se le paró de frente a River en su casa y sumó un punto valioso en la búsqueda de entrar a la Sudamericana

Un punto que valió mucho. Por eso los jugadores de Central se abrazaron felices en el círculo central del Monumental. Todo un síntoma de conformismo y satisfacción. No era para menos, porque se le plantó a un River que tenía armada su fiesta de ilusiones pensando en pisarle los talones al líder Boca. Para ello ayer debía ganar, pero hubo una canallada que dibujó una sonrisa propia en los centralistas, pero también para los xeneizes que hasta antes de las 18 estaban casi desahuciados. Para alcanzar el objetivo de no ceder puntos contó con un Javier Pinola encendido, que tuvo una actuación perfecta ante la atenta mirada del DT de la selección nacional, Jorge Sampaoli, presente en Núñez y que lo tiene entre los convocados.

"River está dos goles arriba", decían optimistas los plateístas cuando iban llegando eufóricos al estadio. Y esto tenía que ver con el juego que venía mostrando y que lo ubicó en una posición de lucha. Central también arribaba con la frente alta y mostrando un juego interesante, sobre todo de mitad de cancha hacia adelante. Por eso el canalla buscó atropellarlo y mojarle la oreja a un equipo agrandado por su presente futbolístico. Lo bajó a la vida futbolística terrenal. Le hizo sentir el rigor y le robó un punto bárbaro en Núñez. Con un rendimiento defensivo sin fisuras ante jugadores de alto nivel como Lucas Alario y Sebastián Driussi, los delanteros de moda. Si el millonario tiene a sus figuras, el canalla también mostró algunas de las suyas. Uno de ellos fue Teo Gutiérrez, que vivió un encuentro especial ante su ex club. Ese al que siempre le demuestra su amor incondicional. Los sentimientos están firmes, pero ayer los dejó en el vestuario para jugar "su" partido, sobre todo en el primer tiempo porque después decayó. Otro que sí se destacó con regularidad fue Damián Musto, siempre rendidor y batallador en el medio.

Era el gran duelo de la fecha. El que todos estaban mirando sin importar el color de la camiseta. Porque cada uno tenía intereses sobrados de acuerdo al resultado que se diera.

Central la corajeó, le faltó el respeto a un equipo que venía al galope en el torneo sumando y avanzando sin parar. Goleando a cuanto rival se le parara adelante. Los de Montero le hicieron frente y lo sorprendieron, sobre todo en gran parte del primer tiempo cuando generaron tres situaciones de riesgo (hubo una acción para definir que el línea Navarro se equivocó al cobrar posición prohibida). Y con una apuesta defensiva interesante. Hasta que el millonario se dio cuenta que tenía que cambiar su estrategia y tener más la pelota. Así llegó a incomodar al canalla y hasta Driussi metió un tiro en el palo.

Había mucha expectativa en la previa, pero no hubo goles. El empate tuvo sabor a justicia. El equipo de Paolo cosechó un punto valioso para sus intenciones coperas, aunque también desde lo emocional pensando en lo que resta. Frenó al millonario en su afán de ir a la caza xeneize. Así Central quedó en boca de todos.

Comentarios