Rugby
Domingo 12 de Marzo de 2017

Casi 10 mil personas le dieron marco al estreno de Jaguares en Vélez

La cancha no estuvo a pleno con el debut de Jaguares en casa. Igual, la victoria 36-24 puede atraer más público.

Casi 10 mil personas le dieron marco al estreno de Jaguares como local en la cancha de Vélez, ante los Lions sudafricanos. Bastante menos de lo que se esperaba en un partido de esta envergadura. Bastante comprensible si se tiene en cuenta que el ambiente del rugby estaba ayer muy movilizado por el Nacional de Clubes y el inicio de los torneos del Interior. De manera que ese potencial público, tantas veces nutrido por los chicos de los clubes, ayer casi no se vio. A pesar de eso, el marco que hubo le permitió a la franquicia argentina sentir el aliento de cerca. Era lógico. La primera vez del año como local del año pasado levantó una expectativa suprema. Era también la primera vez de Jaguares en Súper Rugby. Si bien se nota que la gente que se acerca a verlos no pierde para nada la pasión, la magnitud varió.

A pesar de ello, desde por lo menos una hora antes del partido, el Fan Fest vibraba. No sólo por la locura que provoca llegar al store oficial para comprarse alguna pilchita alusiva, sino porque lo temprano del encuentro probablemente acercó a mucha gente al estadio sin almorzar. Entonces, los carritos de comida estuvieron "a full". Para entretenerse hubo propuestas de todo tipo: desde pintarse íntegramente la cara como un yaguareté hasta concientizarse acerca de la posible extinción del animal, con una nueva campaña de por medio para conseguir donaciones. Bolsitas ecológicas, llaveros, gorritas y jarritos. Todo se convierte siempre en un lindo objeto cuando viene gratis. Pero claro, antes hay que jugar. Entonces, la vergüenza pierde terreno si se trata de llevarse algo a casa. El "scrum game", entre las propuestas y en este sentido, fue el más solicitado. La simulación de un scrum manipulado a través de un juego virtual originó largas colas de espera para participar. Pero lo mejor en la previa, para todos los que estuvieron en el Fan Fest, fue la posibilidad de acercarse a los ídolos. Cuando una nube pasajera empezó a amenazar con arruinar la tarde a nadie le importó, ya que en ese momento aparecieron en escena varios Jaguares que en esta ocasión no fueron parte del partido, por lesiones varias. Con la mejor onda, Rete González Iglesias, Martín Landajo, Tomás Lavanini, Roberto Tejerizo y Legui Leguizamón accedieron a cuanto pedido de foto se impusiera. Después se distendieron en el stand de la cerveza que es sponsor oficial y al final siguieron de cerca el partido desde la platea.

El público no colmó el estadio, como sucedió en otras oportunidades en la que ya es la casa de los Jaguares. Seguramente la victoria, el buen juego que vienen mostrando y que los próximos dos partidos también sean con Jaguares como local (Cheetahs y Reds) alimentarán las ganas. Recién arranca el circo. La segunda participación argentina "en la NBA del rugby". Hay tiempo para todo.

El mejor colaborador para hidratarse

Emiliano Boffelli todavía no se encuentra en plenitud por una lesión y por tal motivo no fue citado para el partido de ayer. El rosarino igual participó de los ejercicios precompetitivos con el resto de los compañeros de Jaguares y luego estuvo dando una mano, colaborando con la hidratación de sus compañeros durante el partido. Boffelli podría estar en la próxima fecha del Súper Rugby, cuando Jaguares enfrente el sábado a Cheetahs.

Comentarios