Ovación
Sábado 08 de Abril de 2017

Carrizo y Teo Gutiérrez, sociedad con fines de lucro

El equipo de Montero está sacando réditos de la asociación entre Teo Gutiérrez y Carrizo. Uno asiste, el otro convierte.

Cuando Paolo Montero puso los ojos en Federico Carrizo lo hizo por algo en especial. Porque lo consideraba un refuerzo potable, pero sobre todo porque conocía lo que era el mundo Central. El correr de los partidos le está dando la razón al entrenador canalla. Más allá de eso hay una sociedad que el volante ofensivo está gestando con Teófilo Gutiérrez. Porque los dos goles convertidos tras su vuelta estuvieron decorados con un buen entendimiento con el colombiano.

   La de anoche fue una gran definición por parte de Carrizo, pero que estuvo precedida por una asistencia magnífica de Teo. Algo similar había ocurrido hace unos pocos días en cancha de Sarmiento.

   Quizá Paolo Montero haya observado algo de esto a lo largo de los entrenamientos. De hecho, en una previa que estuvo signada por los inconvenientes personales por los que está atravesando Marco Ruben, el técnico canalla pensó, analizó y después decidió. ¿Qué? Apostar por Carrizo como ladero en ataque de Teo Gutiérrez. Seguramente en la balanza habrá puesto lo que había pasado en Junín. Por eso el Pachi arrancó el partido como delantero. A veces moviéndose por el centro y en ocasiones recostándose sobre algunas de las bandas. Pero siempre en sintonía con Teo.

   Cuando el Ruso Rodríguez sacó rápido de contra, Carrizo empezó a buscar el área rival. La pelota por ese entonces ya descansaba en los pies de Teo, quien primero la aguantó, después hizo la pausa justa y cuando vio que el Pachi entraba a la carrera se la puso en el pecho, en medio de los dos centrales, que venían retrocediendo en velocidad y como podían. Gran asistencia y mejor definición. Otra vez la sociedad Teo Gutiérrez-Carizzo entregaba sus frutos.

   Después, con el ingreso de Ruben en el complemento, Carrizo se tiró sobre la izquierda. Pero desde allí igual pudo encontrarse con el colombiano. Hubo pases cortos, sociedades rápidas y transiciones veloces. Todo servía para desequilibrar primero y para aguantar la pelota después, cuando la diferencia ya era de dos goles.

   Y sobre el final Teo otra vez dominó, tiró la diagonal hacia el centro y se la dio redonda a Carrizo, quien apenas recostado por la derecha encaró a Lucchetti y definió desviado. Era el gol que enterraba el sufrimiento. Igual fue poco tiempo más el que el canalla debió, aunque ello haya sido un detalle. Lo más importante (además del gol de Ruben, por supuesto) fue la aparición otra vez de la sociedad Teo Gutiérrez-Carrizo, de la cual Central es seguro el más beneficiado.

Quedó cerca de la línea de la copa

El triunfo tenía razón de ser. Desde que Montero tomó el equipo se está hablando de que uno de los principales objetivos del equipo es alcanzar la línea de clasificación a la Copa Sudamericana. Y los tres puntos de anoche dejaron al canalla ahí nomás de la copa, con la salvedad de que varios equipos deben jugar sus respectivos partidos. El último que está ingresando hoy es Talleres (26 puntos y dos partidos menos) y Central está apenas una unidad por debajo. Igual que la T se encuentra Unión (26 y un partido menos) y rápidamente aparece Central, con 25. Independiente (24 y dos partidos menos) y Patronato (24) son los dos equipos que pueden darle alcance e incluso superar la línea del canalla en esta fecha. De todas formas es mucho el camino que resta. Sí es una realidad que después de la derrota en el debut en 2017 ante Godoy Cruz, la suma de 10 puntos sobre 12 posibles metieron al equipo en una posición expectante y fortalecieron el pensamiento de que esa meta planteada en el inicio del año es más que posible.

Comentarios