Ovación
Jueves 24 de Agosto de 2017

Capitanes de ilusiones rosarinas en el Argentino de Hockey

Facundo Basterra y Agustina Bouza desandaron la previa del Argentino que se inicia hoy en Salta. Confianza y relax en el búnker rosarino

Dicen que la ciudad de Salta es tan linda que enamora. A tal punto que sólo bastan unos pocos minutos en suelo salteño para saber que sí, que eso que circula como verdad establecida no asume discusión. Pero al pie de los cerros, los seleccionados que participarán desde hoy y hasta el domingo en un Campeonato Argentino casi inédito no quieren obnubilarse ni con la naturaleza ni con las calles pintorescas y coloniales. El turismo quedará para más tarde. Acá, el único amor que cuenta es el de los colores que cada uno representa, con la mirada fija en lo que cada uno vino a buscar. Y en todo caso, si hay que enamorarse, que sea del juego y de esos objetivos que persiguen. Entre esos 40 equipos que disputarán el torneo estarán los seleccionados del Litoral, varones y mujeres, con mentes dispuestas para lo mismo. Con disímiles realidades. Los varones, defensores de la medalla de bronce, asumirán el juego en la élite, donde estarán los ocho mejores del país. Las chicas, en cambio, jugarán el ascenso para recuperar la categoría que perdieron el año pasado. Agustina Bouza y Facundo Basterra, capitanes de ambos equipos, desandaron la previa.
¿Cómo llegan?
Agustina: El equipo llega muy bien, muy preparado, estamos con muchas ganas y contentas. Para mí ser la capitana es un orgullo, un placer, lo tomo con mucha responsabilidad y motivación para empezar el torneo.
Facundo: Nosotros tuvimos varias bajas antes de viajar pero el equipo llega bien, se van a extrañar algunos porque las bajas fueron muy sobre la hora. Es un equipo joven al que veo con muchas ganas de dar todo por la camiseta.
Llegan con objetivos diferentes y a la vista, ¿Puesto en palabras cuál es el de cada uno?
Agustina: Soy sincera, no sé con qué nivel nos vamos a encontrar (será la primera vez que Litoral mujeres juegue por el ascenso), pero el objetivo por supuesto que es ascender y salir campeonas. Más allá del nivel, nosotras vamos a pelear por todo.
Facundo: Si bien siempre está el objetivo de meterse en el podio, al ser un equipo bastante nuevo la idea es crecer. Ir de menor a mayor tratando de mejorar todo lo que vaya saliendo mal.
¿Por dónde pasan fortalezas y debilidades?
Agustina: Me cuesta encontrar alguna debilidad, quizás sea un poco defender los córners cortos. Fortalezas hay muchas, como las ganas. En lo individual hay muy buenas jugadoras y en lo colectivo nos hemos entendido muy bien (amistosos). Somos un equipo ofensivo, nos gusta atacar. También hay un gran recambio de chicas jóvenes, así que me atrevo a decir que hay más fortalezas que debilidades.
Facundo: Valoro que tenemos muchas individualidades y en el momento en el que podemos hacer un juego colectivo somos un gran equipo, lo ideal es poder mixturar eso en los 60 minutos de partido.
¿Cómo llegan en lo anímico?
Agustina: Nunca el equipo se mostró triste ni débil, lo del año pasado (el descenso) no lo viví, pero quedó atrás. Hubo tiempo de hacer catarsis y algunos cambios, este año se empezó un camino diferente. Quizás por eso, al haber un poco más de libertad en los entrenamientos y mayor consenso entre jugadoras y cuerpo técnico creo que logramos mayores ganas de estar en el seleccionado.
Facundo: En lo anímico venimos bien, nunca se piensa en lo anterior, cada torneo es nuevo, como cada equipo. Se llega con muchas ganas. Somos un equipo al que le gusta divertirse, aunque depende del resultado que se saque. Nadie se divierte perdiendo.
Ustedes ya tienen varios campeonatos de estos encima, pero ¿qué implica jugarlo? ¿Qué siente cada uno personalmente? Hoy, además, viviéndolo desde de la capitanía.
Agustina: Son torneos muy duros, tenés muy poquito tiempo para hacer catarsis si te fue mal, tenés que empezar rápidamente de nuevo y en lo físico es terrible, lo mismo que nos pasa con la Liga Nacional (cuatro días seguidos de competencia, a veces de jornada doble). Personalmente me siento muy bien, el año pasado no lo jugué y este tiene un tinte especial, no me quería bajar del tren en estas circunstancias, me sentía en la obligación de aportar mi granito de arena y de poner a Litoral en lo más alto, donde merece estar.
Facundo: Estos torneos son duros, bastante físicos y sobre todo mentales, nunca te podés quedar en una jugada que te salió mal o en un partido malo que se pueda tener. Es importante tener la cabeza en positivo y darle para adelante todo el tiempo. Particularmente vengo golpeado, no voy a estar en el primer partido porque me estoy recuperando de un desgarro, pero con muchas ganas y ansioso por ponerme la camiseta del Litoral.
Apenas pasaron unos minutos de las dos de la tarde de ayer cuando, después de 14 horas de viaje, Facundo y Agustina acceden a la charla con Ovación en el hall del hotel donde se hospedan. "Muertos" de cansancio incluso, caminan unas cuadras hasta la plaza 9 de Julio para posar frente al Cabildo. Agustina tira primicias en torno a los rivales. Facundo se ríe: "Van a pensar que los estamos analizando". Litoral está relajado. Llegó hasta el norte con la vibra en positivo. Hoy, como todos, empieza a escribir su historia en un nuevo Argentino, el torneo más importante de la confederación. Se quiere enamorar, ser lindo en Salta.

Comentarios