Ovación
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Boca se floreó ante Vélez y sigue en la punta de la Superliga

Boca ratificó su liderazgo en la Superliga con una gran actuación en Liniers, donde impuso su jerarquía y goleó 4 a 0 a Vélez.

Boca ratificó su liderazgo en la Superliga con una gran actuación en Liniers, donde impuso su jerarquía y goleó 4 a 0 a Vélez. Como para que no queden dudas sobre su andar y pretensiones para el torneo. Benedetto, en dos ocasiones (uno de taco), Nicolás Domínguez, en contra, y el colombiano Frank Fabra marcaron los tantos de la victoria boquense, que sigue mostrando su poderío ofensivo. Y ahora irá por Central en la Copa Argentina.

   Con este resultado, el xeneize está en lo más alto de la tabla con 12 unidades —puntaje ideal por las cuatro victorias— y sólo puede ser alcanzado por River, que tiene 9 y hoy recibe a Argentinos. En tanto, Vélez, que no había recibido goles en sus anteriores presentaciones, se quedó con siete unidades luego de dos victorias y un empate.

   En cuanto al partido, la visita fue muy superior en todos los aspectos, jugó con mucha tranquilidad, manejó los tiempos con aplomo y pegó en los momentos justos.

   Por su parte, el anfitrión no pudo repetir nada de lo que hizo en las tres primeras fechas, no tuvo ideas, no encontró los caminos y prácticamente no generó peligro frente al arco rival.

   El Pipa le dio tranquilidad al puntero al abrir el marcador rápidamente para trabajar el encuentro sin apuros. Y fue el propio atacante el que tirando un taco en el aire para empalmar el balón estiró la diferencia en el inicio del complemento. Ese fue el gol del nocaut para el local, que seguía chocando una y otra vez contra su falta de ideas. Como si fuera poco Domínguez, intentando cortar, tuvo la mala fortuna de batir su propia valla. Y sobre el final Fabra decoró la goleada en Liniers.

   Boca volvió a ganar, en esta ocasión goleando a un difícil rival, y se mantiene firme en lo más alto del torneo. No sólo con un juego interesante, sino con una potencia ofensiva temible. Como para llegar con el ánimo bien alto al choque con Central, por la Copa Argentina.


Comentarios