Ovación
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Boca aprovechó una muy clara que tuvo y se quedó con el superclásico ante River

En un choque amistoso jugado en el Estadio San Juan del Bicentenario, el único tanto del partido lo convirtió Junior Benítez a los 24 minutos del segundo período.

Boca Juniors creció con los cambios realizados en el segundo tiempo, aprovechó su chance más clara y venció hoy a River Plate 1-0 en un superclásico amistoso jugado en el Estadio San Juan del Bicentenario.
El único tanto del partido lo convirtió Junior Benítez a los 24 minutos del segundo período.
En un cotejo que tuvo más fricción que juego y llegadas, sobre todo en la etapa inicial, el ingreso de Pablo Pérez en el principio del segundo período le cambió la cara a Boca, que logró ser más punzante para quedarse con el triunfo.
Los comandados por Marcelo Gallardo no consiguieron suplir la ausencia de Lucas Alario, en el primer juego sin el delantero que partio al Bayer Leverkusen.
Con 22 mil personas en el estadio, que representaron un lleno total de los espacios disponibles en las tribunas, el xeneize disfrutó de llevarse una victoria frente a su adversario de toda la vida.
El primer capítulo nunca terminó de armarse, sencillamente porque ni Boca ni River hicieron lo suficiente como para sacarle una mínima ventaja al oponente.
Boca arrancó un poco mejor a raíz del trabajo que realizaron en la mitad de la cancha Fernando Gago y Cristian Espinoza (se desgarró a los 42 minutos cuando picó en busca de un pelotazo), pero a eso le faltó profundidad.
Después de los 15, River logró meterse en partido gracias al aporte de Ignacio Fernández, quien por momentos tuvo la compañía de Gonzalo Martínez. Como le sucediera a Boca, el equipo dirigido por el Muñeco Gallardo casi ni se acercó al arco contrario.
Para reflejar lo poco que hicieron ambos equipos en ataque, quedan sólo dos situaciones de gol por mencionar, una para cada lado.
A los 15 tuvo su oportunidad River, cuando un centro enviado desde la derecha por Gonzalo Montiel no fue conectado en el segundo poste por Ignacio Scocco, y Boca dispuso de su ocasión cinco minutos después, a través de un remate de Espinoza, que, tras rebotar en el piso, se fue por sobre el travesaño.
El ingreso de Pablo Pérez fue determinante para la mejoría del conjunto conducido por Guillermo Barros Schelotto y significó un punto de inflexión en el encuentro, sobre todo porque se comenzó a ver a un equipo con más juego.
Sin embargo, la primera aproximación de la etapa la tuvo Nacho Fernández, con un remate que se fue por arriba del horizontal a los 10 minutos.
Pero, a los 24, Junior Benítez corrió un pelotazo largo, durmió a un flojo Alexander Barboza, le ganó la posición y venció la débil resistencia de Germán Lux con un remate bajo.
River después del gol se quedó sin reacción y Boca empezó a justificar el resultado, más con posesión que con situaciones de gol.
Aún así, el millonario tuvo su chance de igualar con un cabezazo del colombiano Rafael Santos Borré tras un tiro de esquina que salió muy cerca del objetivo.
Terminado el clásico, Boca ya comenzó a pensar en el encuentro del próximo domingo frente a Lanús como visitante, y River en su compromiso del mismo día, en el que recibirá a Banfield, por la segunda ficha de la Superliga Argentina.

Comentarios