Ovación
Lunes 07 de Agosto de 2017

Bielsa puso manos a la obra en Lille con un triunfo ante Nantes

El DT debutó en Lille, que ganó con destellos de fútbol del rosarino

Empezó el segundo ciclo de Marcelo Bielsa en la liga francesa. El entrenador tuvo su estreno en Lille, con un cómodo triunfo por 3 a 0 ante Nantes, dirigido por otro reconocido entrenador, el italiano Claudio Ranieri. En su primera presentación, Lille dio señales del fútbol que caracteriza al rosarino, juego vertical, vértigo y ambición ofensiva.
   El equipo de Loco Bielsa tuvo un buen comienzo y se impuso por los goles del paraguayo Junior Alonso (48'), Nicolas de Preville (67'), de penal, y el holandés Anwar El Ghazi (70').
   A casi dos años de su último partido oficial al frente de Olympique de Marsella, el entrenador rosarino, de 62 años, volvió a dirigir en la Liga 1 de Francia.
   A los 30' del segundo tiempo, el ex entrenador del seleccionado argentino dispuso el ingreso del delantero rosarino Ezequiel Ponce, ex Newell's, quien también tuvo su presentación oficial en Lille, con la camiseta número 9.
   Ante una gran cantidad de público que se dio cita en el estadio Pierre-Mauroy, Bielsa se sentó por primera vez en el banco de Lille, equipo que lo contrató para volver a conquistar una liga tras 7 años.
   El empresario Gerard López, dueño del club, estuvo en el palco para observar el primer partido del equipo en el que invirtió 65 millones de euros durante el mercado de verano europeo.
   Antes del comienzo del partido Bielsa se saludó respetuosamente y cruzó algunas palabras con el italiano Ranieri, quien también hacía su estreno en Nantes, luego de su exitoso paso por Leicester de Inglaterra, con el que fue campeón en la temporada 2015-2016 de la Premier League.
    El entrenador rosarino observó ayer el partido con tranquilidad, por momentos de pie y otros en cuclillas, y no festejó ninguno de los tres goles de su equipo.
   Durante el primer tiempo, Lille tuvo destellos de lo que pretende inculcar el entrenador rosarino en sus equipos, pero recién en el segundo tiempo pudo hacer la diferencia en el marcador.
El equipo de Bielsa tuvo el control del encuentro desde el inicio. Lille impuso un ritmo acelerado, presionando por toda la cancha, y creó varias oportunidades en los primeros minutos con escapadas veloces por las bandas que descolocaron a la zaga de Nantes.   
El sello de Bielsa se vio en la jugada que terminó en el tercer gol convertido por el holandés El Ghazi, quien definió en el área contraria una jugada de apenas cuatro pases que comenzó en la propia.
   El rosarino inició otra etapa de su carrera, la octava al frente de un club, sumada a las dos que inició en los seleccionados de Argentina y Chile, respectivamente (ver "En el banco de....").
   Los portales de la prensa deportiva francesa elogiaron la presentación del técnico. "Primer festival del Lille", tituló L'Equipe que, a su vez, destacó que el equipo tuvo "una demostración" ante Nantes.
   En la nota del partido se señaló que Bielsa paró un esquema 3-3-3-1, con la "marca" del entrenador: presión y velocidad.
Bielsa no se lleva por el exitismo y pide prudencia para evaluar a su equipo. Nadie mejor que el entrenador para frenar la pelota ante esos elogios que surgen tan rápido como las críticas ante resultados adversos.

Conclusiones más adelante

Las expresiones triunfalistas no le caben a Marcelo Bielsa. Es una figura que se contrapone a las voces que imperan en el mundo del fútbol. "Cualquier conclusión será apresurada", dijo el entrenador, quien habló de "seis o siete meses de competencia" como el plazo acorde para saber cuáles son las posibilidades reales de Lille en la liga francesa.
   "Hacer comparaciones o definir posibilidades del equipo exige muchas más comprobaciones, al menos seis o siete meses de competencia para pensar en conclusiones positivas. Las que no sean positivas se pueden sacar antes. Las positivas exigen tres o cuartas partes de la competencia", declaró el entrenador.
   "Veremos si podemos mantener el ritmo y la velocidad con los que el equipo intentó jugar. En ese sentido el partido deja buenas sensaciones, pero la incógnita es extender esto durante la mayoría del desarrollo del campeonato", agregó.
   Bielsa habló de la idea que intenta plasmar en Lille, experiencia que llevó adelante en todos los lados donde dirigió. "Aspiramos a que el juego se desarrolle por tres sectores del campo, el juego ofensivo lo imaginamos ocupando todo el ancho del campo, izquierda, centro y derecha", dijo.
"Trabajamos durante dos meses y estábamos deseosos de competir oficialmente, se notó eso", señaló el entrenador.
Bielsa no anduvo con vueltas cuando lo consultaron sobre la actuación de Nantes. "Normalmente me cuesta analizar al rival. Le pongo más atención al equipo que yo conduzco. No podría decir con precisión y evaluar con precisión al oponente", manifestó.

Comentarios