Paolo Montero
Domingo 19 de Marzo de 2017

Barajar y dar bien en el medio

Además de lo que pueda llegar a suceder con Teo Gutiérrez (ver aparte), Paolo Montero tendrá que tomar las cartas que tiene a mano con firmeza.

Además de lo que pueda llegar a suceder con Teo Gutiérrez (ver aparte), Paolo Montero tendrá que tomar las cartas que tiene a mano con firmeza. Deberá barajarlas bien y después ponerlas sobre la mesa del mediocampo ante Tigre. Lo más relevante sigue siendo la falta de un generador de juego definido en ofensiva, amén de que en líneas generales los protagonistas corren más de lo que realmente lastiman al rival. Por las dudas, variables tiene. No le sobra nada, es cierto. Pero al menos tiene recambio.

   Montero no lo exterioriza a viva voz. Aunque alcanza con ver los cambios que hizo ante Godoy Cruz y Quilmes para ratificar que el medio es el lunar que tiene por el momento su estructura de juego. Contra el Tomba sacó a Ferrari, quien viene dando una mano en el sector derecho, y a Martínez, quien también está experimentado un rol que no siente por naturaleza.

   Y ante el equipo cervecero repitió la fórmula. Sacó al Loncho y al ex Unión sin dudar. Mandó a Colman, quien reapareció tras una lesión muscular que sufrió en la pretemporada, y a Camacho, que terminó marcando el gol del triunfo y pidiendo pista. El uruguayo le inyecta otra dinámica al equipo.

   A la vez, Musto y Carrizo siguen siendo piezas fijas pese a que sus bajos niveles. Pachi, de hecho, alterna entre la izquierda y derecha, pero sin esa dinámica que mostraba antes de emigrar a Boca. Por lo tanto, Montero tendrá que buscarle la vuelta y plasmar un medio que marque la diferencia y no se muestre tan irregular.


Comentarios