Ovación
Lunes 03 de Abril de 2017

Autores intelectuales y materiales del sueño leproso

Los tres referentes, Gato, Maxi y Nacho, aportan las pinceladas de clase y efectividad que todo equipo necesita para ser protagonista

Newell's alimenta el sueño basándose en la vieja guardia que componen Mauro Formica, Maximiliano Rodríguez y Nacho Scocco. Los tres referentes aportan las pinceladas de clase y efectividad que todo equipo necesita para ser protagonista

Sueña de la mano del tridente fantástico. De la vieja guardia. El rojinegro viene experimentado un crecimiento espectacular merced al carácter de Mauro Formica, Maxi Rodríguez y Nacho Scocco. Con ellos en cancha, la acción y la emoción está prácticamente asegurada. Sea en el Coloso Marcelo Bielsa o en otro estadio. Mientras sigue sin perderle pisada al líder, la Lepra se arropa en sus principales figuras para alimentar la ambición. No caben dudas de que el Gato, la Fiera y Nacho son un símbolo de identidad. Y no tan solo deportivo, sino también social y cultural para los hinchas. Demás está decir que se supieron ganar un prestigio incuestionable en el planeta Newell's.

La eclosión vivida a lo largo de las últimas fechas le permitieron al elenco que comanda Diego Osella ser unos de los mejores equipos del torneo. El entrenador diseñó la actual versión basándose fundamentalmente en Formica, Rodríguez y Scocco. Ellos no sólo componen un trío majestuoso cuando están encendidos sino que además son piezas esenciales en la intimidad del vestuario.

Ellos son las principales voces cantantes a la hora del show sobre el escenario. Porque cuentan con la enorme capacidad natural de hacer sucumbir sin piedad cualquier defensa. Juegan de memoria. Tocan de memoria. Se buscan como buenos cómplices. Marcan la diferencia casi siempre. Son distintos de verdad.

Y todo Newell's los disfruta en este presente encantador. Porque cuando se juntan hacen travesuras. Generan adrenalina. Y provocan festejos constantes. Basta echarle un vistazo a la tabla de los goleadores para certificar que los tres son los destacados en el rubro artilleros (ver infografía).

El Gato, Maxi y Nacho vienen proporcionando calidad y esfuerzo para lograr el sueño mayor. O al menos pelearle al puntero Boca hasta el último suspiro, como lo indica la actualidad. No en vano se vienen destacando desde que arrancó la temporada. En los momentos clave dieron el presente de manera espontánea y contundente. Generaron momentos sublimes.

Como cuando la Fiera se vistió de héroe en Arroyito ante Central, aquella tarde maravillosa de octubre pasado que quedó grabada en la retina de todo el pueblo rojinegro. Claro que Maxi además marcó presencia en otros momentos particulares, pese a que por momentos parece caminar sin prisa la cancha. Como ante Colón en Santa Fe para clavar el 2 a 1 bajo el diluvio. O anteayer cuando de repente se encendió y le prendió fuego a la red de Atlético de Rafaela, por citar algunos ejemplos en concreto.

Lo mismo que el Gato Formica, quien en el inicio de temporada le dio los tres puntos cuando facturó ante Tigre en casa. O cuando abrió el marcador con San Lorenzo, más allá de lo que suyo es aportar ese toque de calidad que sólo él puede darle al equipo cuando lleva la bocha bajo la suela.

Mientras que el otro integrante de la orquesta fina rojinegra es nada menos que el goleador Ignacio Scocco. O simplemente Nacho. El mismo que ya dio dos vueltas olímpicas en el Parque. La primera con el Tolo Gallego, en 2004, y la otra con el Tata Martino, en 2013. Un artillero de raza. Que no sólo hace goles como ante Quilmes, Atlético Tucumán por partida doble, River, San Martín de San Juan, Vélez por tres y Patronato, sino que además tiene la facultad para generarlos.

Sería un error no citar además a otros grandes pilares como Luciano Pocrnjic, Emanuel Moiraghi y Facundo Quignon. Pero a la vez nadie puede poner en tela de juicio que Mauro Formica, Maxi Rodríguez y Nacho Scocco son los verdaderos autores intelectuales de grandes jugadas, y también autores materiales a la hora de hacer festejar al pueblo rojinegro.

Comentarios