Selección argentina
Viernes 24 de Marzo de 2017

"Argentina movete", fue el canto del día en que la selección volvió al Monumental

El estadio en el que este equipo más acostumbrado está a jugar, pero al que se le buscaron alternativas porque en el medio hubo una relación primero de tirantez, después de ironía y hasta de hostigamiento, verbal por supuesto.

Y un día la selección volvió al Monumental. El estadio en el que este equipo más acostumbrado está a jugar, pero al que se le buscaron alternativas porque en el medio hubo una relación primero de tirantez, después de ironía y hasta de hostigamiento, verbal por supuesto. Que seguía siendo el interior, que iba a ser la vuelta a Buenos Aires, que la cancha de Boca porque los jugadores la querían, que en realidad era Bauza el que prefería la Bombonera, que nadie dijo eso, que la aclaración del Patón al respecto. Lo cierto es que después de mucho tiempo el equipo que lidera futbolísticamente Lionel Messi volvió a hacer pie en River. Después de algo más de un año y cuatro meses.

El momento tal vez no crítico pero sí de una atención suprema por la situación incómoda a la que llegó a este partido hizo que el público se brindara por completo. Las entradas volaron a los pocos días que fueron puestas a las ventas y por eso el marco de anoche. Un Monumental repleto.

Reacción de la gente

La decisión de retornar a Núñez quizá se debió porque el cariño extremo que solía vivirse en el interior, a veces haciendo del resultado o el rendimiento futbolísticos meros hechos anecdóticos, ya no era tal. Antes del inicio el estadio rugía con el "de la mano de Messi todos la vuelta vamos a dar". Continuó durante una parte hasta que apareció el "Argentina movete" cuando el equipo no tenía demasiada reacción más allá de que al final entendió que lo importante era la victoria y se fue levemente satisfecha.

San Juan, Córdoba y Mendoza fueron las ciudades beneficiadas por la visita de las grandes estrellas. En ocasiones los presentes padecieron los malos resultados. En otras, pudieron disfrutar de una victoria, pero no sin mostrar descontento durante los momentos en los que las cosas dentro de la cancha no salían. Por eso ya casi que daba lo mismo jugar en Buenos Aires que en cualquier otro lado. Encima, según cuentan, a varios jugadores les molesta esto de bajarse de un avión y subirse a otro. Llegar al aeropuerto de Ezeiza e instalarse en el predio de la AFA hasta el día del partido les resulta más cómodo.

Casi siempre fue el Monumental, pero en algún momento se tuvo que fijar una hoja de ruta distinta. Es que después de perder la segunda Copa América consecutiva (esta vez en Estados Unidos) el comienzo de las Eliminatorias no fue sencillo. Ni en cuanto a resultados ni con la relación con la gente. Todavía con Martino como DT, fue derrota 0-1 contra Ecuador por la primera fecha (8/10/15). Un año después, empate 1-1 con Brasil por la 3ª, que no conformó a nadie porque en el medio se venía de otra igualdad (0-0) en Paraguay.

Con el crédito más agotado que nunca, llegó el recálculo. En el Kempes se recibió a Bolivia (2-0) y a Paraguay (0-1), en Mendoza a Uruguay (1-0) y en el Bicentenario de San Juan a Colombia (3-0).

Hasta anoche, que el fútbol de celeste y blanco volvió al Monumental de Núñez. Aunque la producción futbolística no emocionó a nadie.

Comentarios