Ovación
Martes 11 de Julio de 2017

"Andaba con muchas ganas de llegar a la final y ganarla"

Cuatro días antes de la final Pablo Fernández ya había dicho que "andaba con ganas de llegar a la final y ganar". Sin vueltas: quería salir campeón. Y ayer se paseaba con la medalla a cuestas: la prueba de que había logrado ese anhelo. A las 17 era la cita con Ovación y llegó en punto con las presea y la camiseta en mano. "Soy un obsesivo para todo: en puntualidad, al entrenar y así creo que se mejoran las cosas, con esfuerzo. Con Gonzalo (Pastorino) entrenamos muy bien, con intensidad, por eso nos fue bien", dijo el alero que nació hace 34 años, se crió en barrio Parque, comenzó a jugar en Provincial y dio el salto profesional a los 16. El mismo que confesó que de chico, con la pelota de básquet rompió desde chico todo lo que se podía romper en un patio".

Comentarios