Ovación
Martes 28 de Marzo de 2017

Amoroso con el atacante, en el mundo Newell's respaldan al atacante tras los goles errados

Como el plantel y el DT, Bermúdez sumó su respaldo al ex Olimpo tras las críticas por la falta de definición en Paraná

El análisis o los comentarios que quedaron de la presentación de Newell's en Paraná no fueron sólo la exposición futbolística, si no en los dos puntos que se esfumaron porque Joel Amoroso falló en la definición. El delantero quedó en la escena pública leprosa por haber tenido la chance en sus pies para darle la victoria que fue a buscar el equipo de Diego Osella frente a Patronato. Falló en jugadas claras e impidió que la Lepra regresara a Rosario con un triunfo que lo hubiera ratificado como uno de los escoltas de Boca en el torneo. Y muchos de los cuestionamientos externos recayeron sobre el jugador, que recibió el apoyo de sus compañeros, del técnico y ayer del propio presidente Eduardo Bermúdez.

El empate con sabor a poco puso en escena la figura del ex Olimpo, eje de la mayores críticas. Si Newell's hubiese ganado, las jugadas claras que tuvo para definir hubiesen quedado como anécdotas y pasaban de largo. Nadie centraría la atención como sí quedaron tras el 1-1 final. Fue el blanco apuntado para recibir la catarata de cuestionamientos. Es por eso que el entrenador consideró que "tuvo uno de los mejores partidos, lamentablemente no se le está dando en la definición". Palabras de respaldo hacia su dirigido.

También Néstor Moiraghi salió a bancar a su compañero diciendo que "no hay que caerle tanto a Amoroso porque tuvo un buen partido". Una frase para bajar los decibeles y que la responsabilidad por la igualdad no sólo recayera en un futbolista. Precisamente el atacante es uno de los que al tridente ofensivo integrado por Scocco-Maxi y Formica les conviene que esté en cancha porque hace el trabajo sucio, el de correr de manera incansable en el frente de ataque desgastando a los defensores rivales.

Esa es la mayor virtud de Amoroso. No luce, pero a consideración del cuerpo técnico rinde por el trabajo que ejecuta dentro del campo y que no permite demasiados lucimientos. Por supuesto que parecería que le falta cinco para el peso y eso figura en el aspecto de la definición. Su mayor defecto, más allá de que su labor dentro de la cancha sea otra.

Ante todo lo sucedido, ayer Bermúdez estuvo observando el entrenamiento y en un alto del mismo se puso a charlar con Amoroso con el fin de brindarle el apoyo, aconsejarlo y transmitirle tranquilidad en un momento donde aparece como el principal apuntado por el empate.

Un dato que refleja la conformidad de Osella es que jugó todos los partidos y nunca estuvo en duda su presencia en el once principal.

Comentarios