Ovación
Martes 18 de Abril de 2017

Ahora, que la Justicia no deje impune la muerte de Emanuel Balbo

Se confirmó ayer el fallecimiento de Emanuel Balbo y enseguida se entregó el principal implicado: Oscar Sapito Gómez

La Justicia tendrá que actuar. La muerte del hincha de Belgrano se confirmó ayer a las 15.30 y el principal implicado como provocador se entregó poco después en la Jefatura de Policía cordobesa. Ahora será el tiempo de investigar lo sucedido y que no quede todo en la nada. El incidente que le costó la vida a Emanuel Balbo, el joven que cayó de una de las bocas de la tribuna del estadio Mario Alberto Kempes a una escalera del nivel inferior se vio claramente en las imágenes televisadas del clásico cordobés jugado en la tarde del sábado, no puede quedar impune. Ya se conocieron pormenores que restan ser comprobados, el principal si es máximo responsable Oscar “Sapito” Gómez, a quien acusan el padre de la víctima, sus amigos y lo dejan a la vista las cámaras de TV.

   Emanuel Balbo, de 26 años, había quedado el domingo con “muerte cerebral” internado en el hospital de urgencias de Córdoba, donde ayer pasadas las 15 el jefe de cirugía Norberto Brussa dio a conocer el deceso, luego de dos días de presentar un estado irreversible porque se lo mantenía con vida gracias al sostén instrumental ante la posibilidad de que la familia decidiera donar los órganos, lo que finalmente no ocurrió.

   Poco después se entregó Sapito Gómez —junto a su abogada Mónica Picco, quien declaró “mi cliente es absolutamente inocente, no se lo ve en ninguno de los videos”— con lo que quedaron a disposición de la Justicia cinco detenidos. Claro que él es el sindicado como responsable, sobre todo por tener relación con el fallecimiento tiempo atrás (cinco años) del hermano de Emanuel, al atropellarlo en una picada en el barrio Ferreyra, que justamente tendrá una audiencia el 29 de mayo próximo.

   Precisamente el suceso de la muerte del menor de los Balbo (Mauricio, de 14 años, cuando se movilizaba en moto junto a un amigo) en el 2012 derivó en que la madre de ellos, Marcela Alfaro, integre el Foro de Familiares de las Víctimas de Accidentes de Tránsito, que ayer se hicieron presentes en el hospital solicitando justicia por ambos hermanos.

   La entrega del principal acusado se dio alrededor de las 16, cuando tuvo garantías de que se cumpliría algunos de sus pedidos, entre los que figuraba ser derivado directamente a la cárcel de Bouwer, solicitud que fue aceptada y en ese penal quedó detenido.

   Esta causa que comenzó como “tentativa de homicidio” cambió ayer de carátula por determinación de la fiscal Liliana Sánchez a “homicidio agravado” por haber ocurrido en el marco de la ley del deporte, por lo cual a quien se lo considere culpable purgará una pena de entre “10 años y 4 meses a 34 años y 4 meses de prisión”.

   Además de Gómez, se confirmaron las detenciones de Matías y Cristian Oliva, el domingo, y ayer corrieron el mismo destino Raúl Vergara y Pablo Robledo.

   Y si bien Sapito es el principal “acusado” de ser el instigador para que ataquen en masa a Balbo, tildándolo como hincha de Talleres, lo que desató la furia de varios simpatizantes celestes y que derivó en una golpiza y en la trágica caída de la víctima, la fiscal Sánchez aseguró que “todos los detenidos tienen la misma responsabilidad” en el hecho y son “los que están al final de la escena” del video en el que se ve a Balbo recibiendo diversos golpes y su posterior caída desde cinco metros de altura.

   “La agresión física empieza antes, cuando se ve a Balbo que lo van golpeando cuando va bajando de la tribuna. Todo esto es objeto de investigación”, amplió la fiscal en base a testimonios. Esta vez sucedió en una cancha cordobesa, pero es la muerte 269 en el fútbol argentino. Y no deben seguir sumándose víctimas.


Comentarios