Newell's Old Boys
Lunes 02 de Octubre de 2017

A ponerse al día en el resultado

Newell's resolvió la cuestión de deuda económica al llegar a un acuerdo con Amoroso y Agremiados, ahora resta que futbolísticamente el equipo encuentre el camino de triunfos.

Newell's necesita tomarse una "pequeña" revancha. Es que sólo en parte valdrá como tal. Porque Godoy Cruz, el rival de esta noche, se quedó con el partido más importante de los que jugaron este año. Este vale nada más que tres puntos entre los 81 del torneo, el otro significaba una clasificación (en la Copa Argentina) y unos pesitos más para las alicaídas arcas. Igual, siempre está bueno tomarse desquite de un tropiezo. Y más si consiguiéndolo el equipo puede adquirir fuerzas para despegar. Y ni hablar cuando existe un extra futbolístico. ¿Cómo cuál? El hecho de que como club, el rojinegro llega a este partido en cero desde el punto de vista de deuda hacia los jugadores, tras el acuerdo con Amoroso, Agremiados y hasta con Figueroa. Algo que además le aportará al menos tres puntos. ¿Extras? No. ¡Que no se los descuente el tribunal de disciplina de la AFA!

Para la Lepra este no es un torneo más. No sólo le interesa sumar puntos para pelear por algo. Ni el título ni el descenso. Ni siquiera la clasificación a una copa. Aunque sin dudas que si lo consigue será un gran premio, pero recién para 2019 (para el 2018 ya tiene un lugar en la Sudamericana). La clave para este Newell's es equilibrar en serio su economía y para conseguirlo además de una buena campaña debe consolidar jugadores propios para cotizarlos. Es que sólo así saldrá adelante.

Por eso, haber llegado al cero deuda es bárbaro. Porque lo exige la Fifa y por consiguiente la Conmebol y la AFA, o Superliga, como se la llama ahora a la primera división. Las cuentas a junio de 2017 quedaron saldadas, en la teoría también las de julio y agosto, y el claro ejemplo es el de Joel Amoroso. Al ex Olimpo, ya jugador de Belgrano, le tuvieron que pagar hasta el último peso para que no quedara libre y siguiera perteneciendo "en los papeles" al equipo del Parque. ¿Lo perdió? No en lo contractual, que era lo más significativo. Sí en lo futbolístico, algo que a muy pocos hinchas le importó. Porque realmente el jugador no rindió demasiado. Cumplió, pero hasta ahí.

Y la prueba fue su último partido en el Coloso, cuando en la primera fecha se retiró bajo una silbatina cuando Llop lo reemplazó a los 83' (entró Torres) en el partido con Unión. Pero como era, y ahora lo sigue siendo, propiedad del club, no hubiese estado bueno perder el 1.300.000 pesos que se había abonado por él. Lógico, ahora sería importante que la rompa en el pirata, que los cordobeses u otro equipo luego del préstamo lo quieran adquirir. Porque en Newell's no puede volver a jugar. ¿Quién lo bancaría?

Cerrado el tema Amoroso, que también liberó el conflicto con Agremiados, porque además se chequeó toda la deuda con Víctor Figueroa, la mirada debe estar puesta un poquito más allá del partido de esta noche con Godoy Cruz. A la par de los tres puntos en juego, el equipo de Llop debe seguir consolidando el juego que intenta proyectar. Sin lirismo, sin la calidad y categoría de aquellos que ya no están, pero el que partido a partido está cerca de la victoria aunque sólo cosechó una, justamente en el Coloso y ante Olimpo, al único que le ganó (dos veces) en los últimos 12 partidos por torneos oficiales de AFA (8 del anterior y 4 del presente, ver aparte).Y nada mejor que hacerlo con varios jugadores propios a los que pueda colgarles el cartelito "se vende". ¿Nombres? Valenzuela, Torres, Fértoli y Cabrera, por nombrar algunos.

Obvio, no es lo ideal. Pero el presente leproso obliga a ver las cosas con este cristal en el que está obligado a mirarse.

Sólo 2 triunfos en 12 cotejos

Dos triunfos en los últimos 12 partidos conquistó Newell's. Uno de cuatro con el Chocho Llop al frente, aunque mereció algo más que los 4 puntos que sumó (la victoria ante Olimpo y la igualdad con Unión, ambas en el Coloso). Dos empates en esa docena de cotejos. Poquito, sin dudas. Y en esas jornadas la clave estuvo marcada por una doble visión: la ofensiva en la que es evidente que el equipo perdió poderío, sin Scocco, Maxi y Formica, y convirtió pocos goles (3 en este torneo, 9 en el anterior) pero también la defensiva porque sólo en el 2-0 a Olimpo el arquero Pocrnjic mantuvo el arco invicto. Le hicieron 3 en el actual certamen y 17 en el pasado.

Comentarios