Ovación
Sábado 03 de Junio de 2017

"A Osella se le sale la cadena, como a mí", admitió el presidente rojinegro

El presidente Eduardo Bermúdez cuestionó las expresiones del técnico y también la posición de los jugadores

La presencia de los principales integrantes de la comisión directiva en la sala de conferencias del estadio ayer por la mañana fue un símbolo. Era una demostración de unidad y fortaleza, con el presidente Eduardo Bermúdez y el tesorero Alberto Sauro encargados de hablar con la prensa. Bermúdez fue crítico con Osella, más severo que en otras oportunidades en las que plantearon sus diferencias. "Osella debe hablar exclusivamente de fútbol", planteó el dirigente sobre los dichos del técnico de un día antes, acerca de que "seguir así", con otro conflicto, "es imposible".

   Lo primero que hizo Bermúdez fue mostrar el contrato con el entrenador, para dejar en claro que hay un vínculo con él hasta el 30 de junio de 2018. Después retrucó a Osella, quien el jueves, tras la práctica suspendida, manifestó: "A mí me molesta mucho que se metan con mi trabajo. Lo pudimos disimular por mucho tiempo hasta que me cansé, ya está".

   "El 1º de julio me voy a sentar con Osella y vamos a decirnos varias cosas, él a mí y yo a él. Osella debe hablar exclusivamente de fútbol. El no tiene que hablar de los problemas de la comisión directiva con el plantel. Lo voy a hablar personalmente con él para la próxima temporada", dijo, aunque inmediatamente planteó: "Todos estamos de acuerdo que siga Osella".

   "Me duele lo de Osella. Me parece que se le sale la cadena, como a mí, entonces vamos a tener que charlar y decirnos todo, porque así no podemos seguir. Lo dije antes, que queremos que Osella se quede los cuatro años. Tiene un equipo de trabajo excepcional, pero estas declaraciones no me gustan", planteó.

   Bermúdez sostuvo que el técnico no puede sorprenderse de lo que sucede. "¿De dónde viene Osella?, ¿de Real Madrid o de Barcelona? Viene de Patronato, Colón y Olimpo, que tienen más quilombo que nosotros, así que viene preparado para esto", expresó sin vueltas. Y agregó: "El es un hijo rebelde y yo un padre loco".

   "Le pego un par de retos y él me pelea como mi hijo. Después nos abrazamos, porque nos respetamos mucho. Es un gran técnico", dijo Bermúdez sobre Osella, en quien confió cuando asumió la presidencia, aunque con quien ya tuvo varios cruces verbales, hasta ahora sin mayores consecuencias.

   Bermúdez también se cruzó con los futbolistas. "Hay que superar esta pequeña crisis y los jugadores tienen que entender que somos gente de bien, por eso a veces me duelen estas actitudes (por el comunicado, en el que lo tratan de mentiroso). Me llama la atención que hay 20 equipos que están igual que nosotros y no pasa esto. Tienen el derecho de querer cobrar, pero me parece que fue apresurado", cuestionó, sobre las posturas adoptadas.

   El dirigente hizo un balance de su gestión. "Agarramos un equipo destartalado, se habían ido cinco técnicos y una comisión se tuvo que ir cinco meses antes. Nosotros nos hicimos cargo de este problema. Siempre dijimos que íbamos a arreglar el problema del fútbol, Sin un peso, el puntaje nuestro es sensacional", subrayó.

Comentarios