Newell's
Viernes 21 de Abril de 2017

A no dejar solos a los más chicos

La expectante posición de Newell's y la remontada de Central se llevan todos los flashes del fútbol rosarino.

La expectante posición de Newell's y la remontada de Central se llevan todos los flashes del fútbol rosarino. Siempre, por supuesto, serán los clubes que acapararán la mayor atención, pero por estos días, los "chicos" de la ciudad, generalmente queridos y respetados por los "grandes" y sus hinchas están viviendo momentos muy importantes y precisan todo el apoyo, como lo tuvieron en distintos momentos de su historia deportiva. Uno, para salir al fin del pozo en el que cayó hace casi siete años. El otro, para no tener que pasar por lo mismo y evitar un retroceso del que cuesta horrores volver. Argentino por primera vez está competitivo y puede lograr su cometido. Central Córdoba nunca estuvo tan comprometido. Ambos precisan los mimos de una ciudad futbolera como pocas, que para los hinchas que no son del palo puede traducirse en apoyo y presencia.

Desde aquel sábado oscuro de mayo en que no pudo hacerle más goles a Liniers en el Olaeta, Argentino vivenció en carne propia lo que es organizarse en un contexto muy distinto al habitual. Sin posibilidad de incorporar jugadores que al menos hayan pasado por otras categorías del ascenso, debió arreglárselas con los propios sin edad ni experiencia para enfrentar a rivales con tradición en la Primera D. Y recién ahora, en su sexta temporada, puede decirse que pudo armar un plantel con pretensiones de la mano de Marcelo Vaquero, que más allá de la última derrota ante el líder, ya tiene casi asegurada la plaza por el 2º ascenso, para definir inclusive la llave que le toque de local.

El ejemplo salaíto seguramente es mirado en Tablada, que se hundió en el promedio después de una pésima última temporada, que tiene al último, el que desciende, apenas 5 puntos abajo (por suerte hace pocas fechas le remontó un 0-2 en el Gabino) y que no puede descuidarse en lo más mínimo en las 12 fechas que restan. Amén de que el domingo recibirá al escolta, Defensores Unidos, tendrá la presión de la calculadora y el oído en otras canchas. Y, si zafa este año, el próximo volverá a la misma pelea.

Ariel Cuffaro Russo, el mismo que casi lo asciende hace dos temporadas, ahora volvió para lidiar con un problema opuesto, bajo una directiva que asumió hace no tanto y en medio de enormes problemas.

Por eso, la ciudad debe apoyar como nunca y no dejar solos a los más chicos.

Comentarios