Ovación
Miércoles 29 de Marzo de 2017

A Messi le dieron por la cabeza

Lionel Messi está bastante grandecito para que alguien salga a defenderlo. No lo necesitó nunca... hasta ayer. Es que

Lionel Messi está bastante grandecito para que alguien salga a defenderlo. No lo necesitó nunca... hasta ayer. Es que

si algo queda en evidencia a partir de ahora es que el mejor jugador del mundo no tiene más el paraguas protector de los cabezones de escritorio. Ya es uno más entre todos los mortales, por más que en la cancha parezca de otra galaxia. Todos saben que ya le caben las mismas generales de la ley, aunque la creencia criolla insista con que era imposible que la Fifa se metiera con él. Hasta que se metió. La sanción que recibió de cuatro fechas, que deberá cumplir en el camino hacia Rusia 2018, se encuadra dentro de lo reglamentario. En ese sentido no hay motivos para chistar. Igual, que haya sido de la mano de la ley, no inhabilita a pensar que detrás de este castigo se cuecen habas. Por eso no son pocos los que aseguran, algunos por lo bajo para no seguir tirando más brasa al fuego, que la Fifa utilizó a Messi para pegarle a la AFA que se viene en el lugar donde más le duele. No hay dudas de que si se animó a sacar de carrera a Messi en un momento en que las eliminatorias sudamericanas no admiten concesiones, esta Fifa de Infantino es capaz de patearle el hormiguero a cualquiera.

Messi se equivocó en la protesta deliberada en el partido contra Chile, pero con eso no hizo más que darles pasto a la fieras que estaban agazapadas para utilizarlo de carnada y pescar a la AFA que conducirá Claudio "Chiqui" Tapia junto a Daniel Angelici y Hugo Moyano. La onda expansiva arrastrará a Marcelo Tinelli, quien ayer más que el presidente de la comisión de selecciones nacionales se comportó como un padre enojado porque el profesor había castigado injustamente a su hijo.

Comentarios