Miércoles 27 de agosto de 2014
Martes, 11 de diciembre de 2012  01:00 | Ovación

Central volvió a ganar, entró en puestos de ascenso y terminó el año de festejo

Venció a Instituto 1 a 0 y cerró el semestre con el impulso de seis victorias seguidas y en puestos de ascenso. Dejó atrás momentos de preocupación y Caranta es un arquero récord: 606 minutos invicto.

Alegría canalla. Central sumó el 6º triunfo al hilo y terminó el año en puestos de ascenso. (foto: Gustavo de los Ríos)

En apenas más de un mes dio ese salto de calidad que todo Central esperaba y necesitaba como el agua. Y así fue que se metió espontáneamente en boca de todos los consumidores del ascenso debido a su paso arrollador por los diversos escenarios que pisó últimamente. Central podrá brindar esta Navidad con otro semblante porque terminó mucho mejor de lo que empezó el semestre. Anoche despachó a Instituto por 1-0 con gol de Nery Domínguez y se fue al receso como flamante escolta de Olimpo, abrochando la sexta victoria al hilo y marcando un récord de imbatibilidad (ver aparte). Vaya que le sobran motivos para mirar el horizonte con mayor esperanza. Si algún novelista hiciera una leve revisión de lo que sucedió en Central en los recientes seis meses, podría hacerse un fetiche y ofrecería un capítulo de cada género con sólidos argumentos. Desde el drama de no haber logrado el ascenso frente a San Martín en San Juan y comenzado muy mal el actual torneo, pasando por el suspenso sobre la continuidad de Miguel Russo hasta llegar a esta alegría que arrojaron los triunfos en cadena.

Ni hablar si lo hace un sociólogo. El comportamiento de los hinchas fue mutando de un estado a otro sin cesar. De la desazón al ver que el equipo no hacía pie y se hundía en todos los frentes, al exteriorizar su ira con el plantel y cuerpo técnico hasta demostrarles otra vez su apoyo como resultante de este gran presente.

Central es así. Genera todo tipo de clima en cuestión de días. Aunque en las últimas seis fechas le dio un gran banquete a sus fieles fruto de haber cocinado seis triunfos en cadena. Como anoche, que se impuso a Instituto en un Gigante colmado de pasión y felicidad (ver aparte).

Además redondeó una mejor campaña en relación al cierre de 2011 cuando la batuta era dirigida por Juan Antonio Pizzi. En cantidad de puntos finalizaron empardados con 31. Pero en aquella ocasión no fue escolta como ahora (pasó a Gimnasia de Jujuy por diferencia de goles) ni en zona de ascenso. Fue tercero y ocupando una plaza para la promoción.

Otro dato que florece en los jardines de la primavera canalla es que desde hace cuatro fechas Russo puede decir con convicción "hay equipo". Todo comenzó en Misiones ante Crucero del Norte con el reingreso de Nery Domínguez tras cumplir con su fecha de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

Días después se presentaron los mismos once apellidos en el triunfo ante Aldosivi. Luego lo hicieron ante Gimnasia (LP) y anoche le pusieron el broche dorado contra Instituto. Sin dudas, el hecho de salir de memoria marca que está todo más que bien.

En definitiva, fueron varias semanas cargada de emociones, presiones, impaciencia y algarabía. Bajo este combo variado fue que terminó el semestre para los auriazules. Con tintes de alegrías y tristezas. Aunque a la hora de levantar la copa en Navidad, en el día de su cumpleaños además, seguramente tendrá un buen motivo para esbozar una sonrisa, brindar con mayor ilusión y esperar el 2013 con toda la energía puesta para poder lograr su gran objetivo.

certifica.com