Ovación
Viernes 27 de Mayo de 2016

Otros que se fueron jóvenes y con pocos partidos

Siempre se pone el ojo en los jugadores que irrumpen en la primera división con un mayor esplendor.

Siempre se pone el ojo en los jugadores que irrumpen en la primera división con un mayor esplendor. Pero hay otros que sin lucir tanto, el menos en sus inicios, también emigran siendo jóvenes y, por consiguiente, con escasos partidos en el primer equipo. En los últimos años sucedió con varios futbolistas. El caso más emblemático fue aquella venta masiva de jugadores a River Plate, a fines de 2006: Cristian Villagra (21 años y 36 partidos), Marco Ruben (20 años y 89 cotejos) y el arquero Juan Marcelo Ojeda (24 años y 84 partidos). Dos de ellos (el delantero y el defensor pudieron regresar y hoy forman parte del actual plantel).

Otro caso para recordar fue el de Matías Lequi, que se fue con sólo 20 años y 36 partidos en primera. Lo mismo corre para Ezequiel González (21 años y 129 partidos, ya que debutó a los 17 años). Ambos dejaron Central luego de que el Canalla quedara eliminado de las semifinales de la Copa Libertadores 2001, ante Cruz Azul, con el equipo que dirigía Edgardo Bauza.

Seis meses después, a fines de 2001, el Colo Mauro Cetto (es otro de los que volvió con Coudet) emigró al fútbol francés (a Nantes) con 19 años y sólamente 15 partidos en la primera del club. En ese mercado de pases también se fue al el defensor Javier Muñoz Mustafá a Tenerife de España con 21 años y 18 encuentros en primera.

La mayoría de ellos no tuvieron de ahí en más una carrera destacada como la del Kily González o Angel Di María, pero son casos testigo de juveniles que también partieron (tal vez sin que existieran en el medio propuestas económicas irresistibles) con muy poco rodaje en la primera división.

Datos: Carlos Durhand

Comentarios