La ciudad
Martes 18 de Octubre de 2016

Otra vez se incendiaron colectivos en un depósito de Monticas

La empresa informó que no afectará los servicios y que solicitarán los peritajes para determinar las causas y si fue intencional

Un voraz incendio de grandes proporciones arrasó con nueve colectivos estacionados en un depósito que la línea interurbana Monticas mantiene en Génova y avenida Sabín. El control de las llamas requirió de varias dotaciones de bomberos, quienes en plena madrugada pudieron controlar el siniestro dejando a nueve unidades completamente arruinadas. La empresa informó que "estos daños no afectarán el servicio de pasajeros y que solicitará los peritajes necesarios para establecer el origen y causas del incendio".

El fuego se desató hacia la 1.40 de madrugada de ayer en las instalaciones de zona norte (barrio Lisandro de la Torre) en las que habían unidades de transporte de pasajeros, tanto de Monticas como de Las Rosas, Arito, Costera Criolla y Metropolitana.

La acción de las llamas sobre el material altamente flamable y líquidos lubricantes dejó inutilizadas nueve unidades y pudo ser controlado recién tres horas después, alrededor de las 4.30 de la mañana.

El peligro estuvo latente, ya que las llamas avanzaban sobre un sector del galpón donde había almacenado combustible, por lo que el incendio habría sido mucho peor.

Tal fue la magnitud que fueron necesarias cinco dotaciones de bomberos para sofocar el siniestro que se produjo en un patio del depósito y afectó principalmente a colectivos que estaban estacionados.

Una vez controlado el siniestro —y luego de tres horas de intensa labor de los bomberos— y cuando ya se realizaban tareas de enfriamiento en las instalaciones, Monticas habló a través de un comunicado de prensa.

"Por causas que se tratan de establecer, el fuego se originó en los fondos de las instalaciones, alcanzando a cinco unidades en desuso y a otras cuatro que se encontraban en reparación. Las pérdidas en todas las unidades fueron totales. Sin embargo, esta situación no afectará ninguno de los servicios", subrayó la empresa de transporte interurbano para luego agradecer el accionar de los bomberos.

Por último, Monticas anunció que solicitará los peritajes necesarios para establecer el origen y causas del incendio. Este último párrafo resulta importante para entender si el siniestro fue intencional. Fuentes de la empresa dejaron trascender que esas unidades no tenían seguro, ya que no estaban en uso.

El dato no es menor. La empresa de transporte arrastra algunos episodios previos. El más grave se produjo el 24 de julio del año pasado. En aquella jornada, más de 30 colectivos de Monticas fueron destruidos por un incendio intencional.

El siniestro se había producido en la medianoche en el predio que la empresa ocupaba en Sorrento y Provincias Unidas y requirió la labor de bomberos de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y de la localidad de Pérez.

También en esta oportunidad los colectivos incendiados no formaban parte de la flota permanente, estaban en desuso y quedaron destruidos.

El relevamiento posterior refirió un daño a 32 colectivos en forma total y que un número no precisado de unidades también sufrió daños parciales por efectos del humo y el calor.

La firma también salió a la luz pública por la queja de sus usuarios, en muchos casos rehenes del servicio que prestan.

El año pasado, usuarios de la línea que conecta Rosario con Caracarañá habían amenazado con dejar de pagar los boletos por las falencias que presentaban las unidades.

La compañía fue renovando parte de su flota e incorporando unidades en el último tiempo.

Comentarios