Ovación
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Otra reunión en AFA que no llegó a buen puerto

Las partes están firmes y Servini de Cubría recomendó la intervención.

La jueza federal María Romilda Servini de Cubría recomendó la intervención de la AFA y le cedió esa potestad a la Inspección General de Justicia (IGJ), algo que fue juzgado por el presidente de Independiente, Hugo Moyano, como "un apriete" en el marco de la disputa dirigencial por la creación de la superliga, un objetivo que ayer muy lejos estuvo de empezar a tomar forma al cabo de otra frustrante reunión de comité ejecutivo.

   El texto del comunicado del Juzgado Federal Nº 1 a cargo de Servini de Cubría fue leído durante la reunión del comité ejecutivo y su contenido fue el siguiente: "Basado en versiones periodísticas y la crisis institucional que vive la AFA, se le da la potestad a la Inspección General de Justicia (IGJ) de decidir si es necesaria o no la intervención".

   Al escuchar esto quien primero reaccionó fue Moyano, quien les advirtió a sus pares de comité que no había "que dejarse presionar" con ese tipo de iniciativas.

   "La intervención es peligrosa para el fútbol argentino. Si eso pasa, entonces se para la actividad. La Fifa ya avisó que no lo permitirá", alertó Moyano a la salida del edificio de calle Viamonte.

   "Este es uno de los tantos aprietes que venimos sufriendo. Nosotros no estamos en contra de la superliga pero queremos respetar los plazos acordados para que eso se resuelva con las elecciones de AFA del 30 de junio", destacó el dirigente gremial y deportivo.

   En el mismo sentido se pronunció el propio presidente de AFA, Luis Segura, quien afirmó que el organismo del que es titular "no es una sucursal del gobierno", pero también insinuó que no vería con malos ojos la concreción de la superliga "porque este modelo está agotado", aunque es partidario de "que sea estudiada su creación detalladamente".

   La disputa transitó anoche por la fecha en que se debería votar justamente la creación de la superliga, algo que para los que apoyan al vicepresidente primero de San Lorenzo y tercero de AFA, Marcelo Tinelli, debe ser "el 21 de junio" y para el vice segundo de la casa madre del fútbol argentino, Claudio Tapia, "el 30 de junio, coincidiendo con el día de las elecciones".

   Sin embargo, al cabo de casi dos horas de reunión las cosas siguieron como estaban, no se avanzó un milímetro en pos de un acuerdo y por ahora lo único concreto es que Tapia presentó 24 avales (se necesitan solamente siete) para candidatearse como presidente de AFA en las elecciones del 30 de junio, a las que se presentarán también el propio Moyano, Tinelli y el titular de Lanús, Nicolás Russo.

   "Sabés para qué sirvió la reunión: solamente para ver quién la tenía más larga", fue la contundente reflexión del presidente de un club de primera que peleó el descenso hasta las últimas fechas.

   "La idea es que la superliga salga porque así el fútbol no puede seguir. Pero necesitamos consenso y por ahora con los que vengo hablando están de acuerdo. Pero tenemos que reconocer que es un mes político por las elecciones en AFA y eso complica. Además hay que comunicar bien el beneficio para el ascenso", dijo el titular de Racing, Víctor Blanco.

Para Carloni, la reunión no dejó nada en claro

Ricardo Carloni, el vicepresidente segundo de Central, se refirió a lo que dejó la reunión de anoche en el comité ejecutivo: "Casi nada se puede sacar en limpio de la reunión que tuvimos. En la AFA entramos en un embudo sin solución. Se mocionaron dos fechas para el tratamiento de la Superliga, pero ninguna prosperó porque se necesitaban 33 votos. No se llegó ni siquiera a votar. Nicolás Russo (uno de los presidenciables) mocionó un cuarto intermedio para el diálogo y tampoco prosperó. El resultado es que estamos en foja cero. No veo nada positivo de esta reunión", sostuvo.

Comentarios