El Mundo
Sábado 20 de Agosto de 2016

Otra baja para Trump: renunció el estratega de la campaña electoral

Paul Manafort se vio envuelto en un escándalo por sus vínculos con un partido prorruso de Ucrania. Está acusado de recibir u$s13 millones.

Paul Manafort, el estratega en jefe de la campaña de Donald Trump, renunció ayer al cargo, luego de que la prensa lo acusara de presuntos vínculos con un partido prorruso de Ucrania y dos días después de que el candidato republicano remodelara su equipo de campaña. Manafort ofreció ayer su renuncia y Trump la aceptó, según explicó el magnate en un comunicado. El candidato republicano agradeció a Manafort el "gran trabajo" que realizó durante la campaña electoral, especialmente durante la Convención Nacional Republicana. "Paul es un verdadero profesional y le deseo un gran éxito", añadió Trump, quien ayer visitó Luisiana, un Estado afectado por graves inundaciones. El empresario nombró el miércoles al combativo Stephen Bannon, un alto ejecutivo del portal de noticias conservador Breitbart News, presidente ejecutivo de su campaña y a Kellyanne Conway, hasta entonces asesora y analista de encuestas de Trump, jefa de campaña. Manafort vio como su figura había perdido peso con la incorporación de Bannon y Conway en la jefatura de la campaña.

   Su renuncia se produce días después de que el diario The New York Times lo acusara de recibir casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania. Según el periódico, Manafort nunca reveló su trabajo como agente de un partido extranjero, como lo requiere la ley estadounidense. Violar esta norma es considerado un delito grave que puede acarrear un máximo de cinco años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.

   Es la segunda ocasión en dos meses que Trump cambia de personal de campaña. Manafort había sustituido en junio como máximo responsable de la campaña al controvertido Corey Lewandowski, quien fue despedido. Lewandowski, partidario de "dejar a Trump ser Trump", fue acusado en marzo de agresión leve a una periodista durante un mitin electoral, después de que la tomara con fuerza del brazo, aunque no fue procesado por ello.

Discurso ofensivo. La renuncia de Manafort se produjo un día después de que Trump lamentara haber dicho cosas "en caliente" durante la campaña que hayan ofendido a alguien. "A veces, en el calor del debate y hablando de varios temas, no eliges las palabras adecuadas o dices algo equivocado. Lo hice. Y crean o no, lo lamento", dijo. Cuando quedan 81 días para las elecciones, la campaña de Trump trata de presentar al candidato con un aire más presidencial en un intento de recuperar terreno en las encuestas. Trump se ha visto envuelto en varias polémicas. Por ejemplo, insultó a los inmigrantes mexicanos, se burló de un periodista discapacitado y criticó a los padres de un soldado estadounidense musulmán muerto en combate.

   El magnate lanzó ayer su primer anuncio de televisión para las elecciones de noviembre, en el que atacó la política migratoria de su rival, la demócrata Clinton. La campaña de Trump gastará en los próximos diez días 4,8 millones de dólares en anuncios de TV. Desde que terminaron las primarias hasta ahora, la campaña de Trump no gastó ni un dólar en anuncios de televisión. En cambio, la de Clinton invirtió hasta el momento 52 millones de dólares.

   La ex primera dama saca 6 puntos de ventaja a su rival, según RealClearPolitics, que hace una media de las encuestas nacionales publicadas. Si hoy se celebraran presidenciales, Clinton obtendría el 47,2% de los votos y Trump el 41,2%.

Comentarios