La Región
Jueves 10 de Noviembre de 2016

Otorgan arresto domiciliario al cura acusado de abuso sexual

Escobar Gaviria, sacerdote colombiano de la congregación Cruzada del Espíritu Santo, está acusado de abuso sexual contra un niño de 11 años monaguillo de ese templo.

La Justicia entrerriana ordenó que el cura Juan Diego Escobar Gaviria sea excarcelado, pero permanezca bajo arresto domiciliario en la Casa Católica Padre Lamy, de la localidad de Oro Verde, que depende del Arzobispado de Paraná. La decisión fue adoptada por el juez Arturo Exequiel Dumón, del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú. Cabe recordar que el pasado jueves, el juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, había dispuesto la prisión preventiva del sacerdote por 20 días en la cárcel de Victoria.

Escobar Gaviria, sacerdote colombiano de la congregación Cruzada del Espíritu Santo, a cargo de la parroquia de la localidad de Lucas González, está acusado de abuso sexual contra un niño de 11 años monaguillo de ese templo.

El juez Dumón revocó la medida de su par nogoyense Acosta, y dispuso la salida del cura de la cárcel de Victoria, debiendo permanecer en estricto arresto domiciliario. El sacerdote solo podrá salir del lugar con permiso judicial y deberá presentarse dos veces por semana ante el fiscal Federico Uriburu, de Nogoyá. El control de sus movimientos será responsabilidad del arzobispo, monseñor Juan Puiggari quien por orden judicial a su vez también tendrá la obligación de informar, dos veces a la semana, la situación y el paradero de Escobar Gaviria, quien no puede regresar a Lucas González ni ejercer públicamente el culto.

Desacuerdo. Para el juez Acosta la prisión domiciliaria del cura abusador Escobar Gaviria es un condicionamiento" para los testigos. El magistrado lamentó la determinación de dictar la prisión domiciliaria al cura, pero en declaraciones realizadas a un ciclo radial de Paraná admitió que "estaba dentro de las posibilidades que se revoque parcialmente el fallo" original.

No obstante, rescató "positivamente que no se haya hecho lugar a la nulidad de lo actuado, que para la continuidad de la instrucción penal preparatoria es importante, con lo cual las Cámaras Gesell realizadas oportunamente a la victima son plenamente válidas y el testimonio tomado al menor sigue con plena vigencia probatoria".

También valoró que "se trata de una modificación de la medida original con lo cual el vocal entendió que los presupuestos para las medidas de coerción están dados, es decir que tanto el peligro de entorpecimiento como la posibilidad de fuga están dados y han sido evaluados positivamente porque si no hubiera dictado una libertad inmediata sin restricciones".

Comentarios