Newell's
Domingo 13 de Noviembre de 2016

Osella tiene que lidiar con la maldición de las lesiones en Newell's

En los últimos cuatro partidos no pudo jugar con una atacante neto por sendas lesiones de Ignacio Scocco y Mauro Matos.

Si hay algo que viene generando preocupación en Newell's las últimas semanas son las continuas lesiones. Lo que pone en aprietos a Diego Osella a la hora de armar el equipo para afrontar cada compromiso de turno. A tal punto que en los últimos cuatro partidos no pudo jugar con una atacante neto, como lo son Ignacio Scocco y Mauro Matos, por sendas lesiones que aún los tiene a maltraer. Por supuesto que eso resintió la ofensiva y tuvo que buscar diversas alternativas para intentar disimular esa falta de un referente de área. Igualmente supo conseguir buenos resultados a pesar de esa cuestión y se las ingenió para sumar puntos y mantener el protagonismo en el campeonato.

   La mala racha no sólo quedó enfocada en el ataque si no también en la defensa, otro de los puntos más importantes en la idea táctica del entrenador de Acebal. Su armado va desde atrás hacia adelante y en el fondo, en la muralla que levantó para cuidar a Luciano Pocrnjic, se le fueron cayendo algunos soldados. Una de las primeras bajas fue Sebastián Domínguez, quien perdió la titularidad en la puja con Fabricio Formiliano. El elegido por el DT para jugar de primer marcador central es el uruguayo, aunque no sólo a veces le cuesta terminar el partido si no que lo persiguen las molestias.

   A favor del cuerpo técnico se puede mencionar que encontró en Franco Escobar no sólo la alternativa de cubrir el sector derecho de la defensa, si no también pararse de central ante los imprevistos que se le vienen presentando día a día. El juvenil marcó la punta derecha en el clásico y, ante la baja de Formiliano por lesión con San Lorenzo, formó dupla con Néstor Moiraghi. Pero en esta racha que viene transitando el rojinegro, Escobar se mancó, no estuvo con Racing y está en plena lucha por ser considerado en el próximo juego.

   Tiempo atrás habían entrado a boxes Sebastián Prediger y Germán Voboril (volvió a resentirse). Justo cuando se recuperó el ex Belgrano, el que entró en el consultorio médico fue Diego Mateo con una distensión. Y ahora que Pomelo parece estar rumbo a reaparecer el domingo con River, el que se lesionó es Facundo Quignon, con una distensión en el sóleo. Como para continuar con la maldición de las lesiones.

   Hoy la buena noticia dentro de tantas malas que atacaron al rojinegro está en la recuperación de Scocco, quien viene mejorando lentamente de la molestia que lo tiene a maltraer desde hace largas semanas. Y podría estar a disposición del DT para el importante choque frente al millonario. Matos también lucha para estar, al menos en el banco.

Cinco que siempre estuvieron

En las nueve fechas que se llevan disputadas del presente campeonato, sólo cinco jugadores pudieron estar en todos los encuentros que disputó Newell's. Luis Advíncula, Joel Amoroso, Mauro Formica, Néstor Moiraghi y Luciano Pocrnjic estuvieron a disposición del entrenador en todos los juegos y salvo el peruano (arrancó desde el banco de suplentes en el clásico) los cuatro restantes lo hicieron siempre de titular.

Hasta el momento todos ellos no fueron tocados por la racha que padece el rojinegro y pudieron dar el presente en todo momento. Un escalón más abajo está Maximiliano Rodríguez, que jugó ocho y sólo se ausentó con Temperley, en el empate en cero. En el juego siguiente, frente a Gimnasia, jugó los últimos minutos ya que fue cuidado por el cuerpo médico y técnico para que pudiera estar pleno para el clásico. Y vaya que lo estuvo ya que marcó el gol de la victoria cuando el partido agonizaba y logró ponerle punto final a una racha adversa acumulada en el último tiempo. En la lista después aparece Diego Mateo, quien acumuló siete encuentros hasta el momento.

Comentarios