Ovación
Viernes 21 de Octubre de 2016

Osella ensayó y el equipo toma forma

Maxi Rodríguez sería el único punta. Fértoli o Figueroa en el medio.

Las especulaciones que se hacen sobre el equipo de Newell's siguen a la orden del día a partir de un plantel diezmado por lesiones. Pero de a poco hay señales de los posibles titulares, más que nada después del entrenamiento de fútbol de ayer. Lo que se especula luego de la práctica es que la defensa no tendría variantes, con Franco Escobar conservando el puesto de zaguero central. En el medio se plantea la duda de Héctor Fértoli o Víctor Figueroa sobre el costado izquierdo. Y adelante, como único punta, se movería Maximiliano Rodríguez, pese a que Ignacio Scocco y Mauro Matos hicieron algo de fútbol, aunque ninguno aparenta estar en condiciones, al menos para jugar desde el inicio.

El entrenador Diego Osella ensayó con Amoroso, Formica y Fértoli de volantes, ubicados por detrás de Maxi Rodríguez, quedando Figueroa al margen del conjunto principal. Después, lo sacó a Fértoli y lo puso a Figueroa.

También probó con Matos y Scocco, aunque casi se descarta que sean titulares. En el mejor de los casos irían al banco, aunque en el caso de Nacho hasta suena improbable, más allá de que es posible que ambos sean concentrados.

El retorno de Maxi tras la distensión en el aductor no sería para moverse por izquierda sino de único punta. Amoroso ocupó ese puesto ante Gimnasia, pero tuvo poco peso. La Fiera se lo puede dar al rojinegro. Aparte, Amoroso es mucho más apto para actuar sobre la derecha, yendo y viniendo.

Si se piensa que Osella no quiere dar la mínima ventaja, no es descabellado pensar en Amoroso por el costado preocupando a Villagra y obstaculizando sus trepadas, además de entorpecer al volante rival que juegue por allí, posiblemente José Luis Fernández.

Por el sector opuesto, Osella tiene dos alternativas a partir de lo que entrenó ayer. Si se inclina por Fértoli, lo mejor de la Lepra en el último clásico, el entrenador gana en despliegue y movilidad. Con Figueroa, la cuestión cambia. Le aportaría desde la experiencia.

Los demás no se tocarían. Formica integraría la línea de volantes, completada con Mateo y Quignón conformando el doble cinco.

En la defensa, todo seguiría igual. Escobar sería el primer marcador central, tal cual sucedió el domingo cuando reemplazó a Fabricio Formiliano, ausente por una distensión en el aductor y que quizás esté en el banco.

El segundo marcador central continuará en poder de Néstor Moiraghi y Nehuén Paz, pese a que no es donde mejor se desenvuelve, se mantendrá de lateral izquierdo.

En medio de los contratiempos, ya que a lo de Scocco y Matos se agregan los de otros tres que vienen de distintas lesiones (Formiliano, Sills y Prediger), Osella tendría casi todo definido.

Comentarios