Diego Osella
Domingo 06 de Noviembre de 2016

Osella aseguró que "el arbitraje fue vergonzoso"

El DT mostró todo su fastidio y le pegó duro al juez por sentirse perjudicado ayer en Avellaneda.

"Vergonzoso". Directo y con dureza, así se expresó Diego Osella al momento de analizar la caída de su equipo en el Cilindro. El DT mostró todo su fastidio y le pegó duro al juez por sentirse perjudicado ayer en Avellaneda. "Fue vergonzoso lo que pasó, pero con Delfino estamos acostumbrados", insistió el técnico con toda la bronca encima por la primera derrota en el torneo. Más aún después de que en el encuentro que tuvo con la terna arbitral hubo un reconocimiento de parte del línea Lucas Germanotta, que reconoció "haberse equivocado". Algo que elevó aún más la temperatura corporal del DT.

   Se puede hablar de jugadas finas, difíciles de resolver en centésimas de segundos y que al repasarlas una y otra vez generan dudas. En esas situaciones siempre se le da la derecha al árbitro. La cuestión pasa porque las dos situaciones beneficiaron a Racing y perjudicaron a Newell's. En igualdad de jugadas complejas el línea no tuvo el mismo criterio. Y ese es uno de los puntos discutibles y que empujó a que el entrenador explotara de bronca.

   Osella disparó dardos envenenados que estuvieron dirigidos al árbitro y al asistente Germanotta, quien convalidó un gol de Bou y anuló uno de Mauro Formica, al señalar que "fue vergonzoso. Un gol en offside y otro bien marcado que fue anulado, todo dentro de un partido que creo que Newell's manejó el balón. Fue vergonzoso lo de Delfino. Nos sobran, nos cargan y reconocen el error después del partido".

   ¿Reconocieron el error? Osella le confió a Ovación que el referí iba a repasar el partido (nada hará cambiar el resultado, obviamente) y que el asistente aceptó haberse equivocado en esas dos acciones que despertaron las polémicas. Con el mismo juez y en jugadas que terminaron en gol. Para Racing fue convalidado, pero la de Newell's fue anulada. Y es por esto que el DT insistió en que fue perjudicado notablemente.

   "A Delfino lo vengo viendo desde la época de Colón. Si quieren vamos al archivo y vemos. En un partido parejo, donde tuvimos las posibilidades y jugamos sin un delantero, termina pasando esto. Fue un encuentro cambiante, pero parejo; cambió todo por el arbitraje", expresó Osella con palabras cargadas de furia.

   La mirada fija estuvo puesta sobre la figura del asistente y por eso indicó que "fue determinante, porque antes que salga uno ya levantó (la bandera) y en el otro deja seguir. No son medidas (las jugadas) de la misma manera. Pero no sólo esto, adentro de la cancha también. Perdimos un partido que creo, de los que hicimos de visitante, fue de lo mejor".

   Una vez que hizo catarsis ante los periodistas y descargó toda la ira acumulada, Osella miró hacia adelante porque "me voy a enfocar a trabajar el lunes como venimos haciendo siempre. Creo que estuvimos a la altura. Hicimos, después de Atlético Tucumán, el mejor encuentro del campeonato. Por la tenencia, por el rival y por reponernos en los momentos más difíciles. Sin hacer nada descollante creo que realizamos un buen juego", sostuvo.

   "Estas cosas marcan, pero a nosotros nos van a marcar para bien", fue la última expresión del DT antes de subirse al colectivo que condujo al plantel a Rosario. Para desandar 400 kilómetros llenos de fastidio, no sólo por el invicto que se terminó si no por sentir que su equipo pudo llevarse algo más de Avellaneda. Y que por el arbitraje se vino sin nada.


Comentarios