Newell's
Sábado 11 de Febrero de 2017

Osella advierte que "si la situación de AFA no cambia repercutirá en lo deportivo"

"Estamos preocupados porque realmente lo que creíamos que era un momento de incertidumbre en el club lo estamos padeciendo con muchas situaciones raras, con un problema que ojalá no se emparche porque genera fastidio en el futbolista y en la gente que trabaja. Nos solidarizamos con ellos porque la verdad es que no estamos bien. Necesitamos que esto cambie porque en algún momento repercutirá en lo deportivo y será un problema mayor". Diego Osella fue contundente con su discurso. Muy duro y certero con sus expresiones. Y pintó un cuadro de situación de difícil resolución por una economía económica devastada y crítica que atraviesa el club. Que, sin dudas, no encontrará una salida rápida, al menos eso es lo que perciben los jugadores y cuerpo técnico. A esto hay que sumarle la falta de fútbol y, por consiguiente, la ausencia de ingresos por recaudaciones, TV, etcétera atentan contra esta realidad.

Por eso al técnico de Newell's se lo observa preocupado. No es sólo una percepción óptica, porque él mismo se encargó de hacerlo público dejando claro que la realidad leprosa está en una crisis profunda. Por supuesto que entendiendo la herencia que tuvo la dirigencia, pero reclamó una solución. "Todos estamos iguales, jugadores, cuerpo técnico y empleados. Hay que atacar el problema. No sirve con tener paciencia y esperar. Los trabajadores necesitan el dinero al igual que muchos chicos jóvenes del plantel. Es una situación incómoda que ojalá la puedan acomodar. Porque repercutirá en nosotros", insistió Osella durante una conferencia de prensa distinta, en la que puso en escena el conflicto salarial por encima del amistoso que se jugará esta tarde en el Coloso con presencia del público de ambas parcialidades.

El presidente Eduardo Bermúdez prácticamente vive en Bella Vista, comparte horas y largas charlas no sólo con el plantel si no con el entrenador. Y este tema puntual está casi siempre en la lista de cuestiones a tratar. "Las charlas son permanentes. Las soluciones no las veo a corto plazo. Hasta que no empiece el fútbol seguiremos así. Y continuar de esta manera significa que en algún momento se entrará en conflicto. Es lo que estoy percibiendo. Me parece que hay que buscar resoluciones para no alterar la armonía del plantel y de la entidad. No es sólo por los jugadores, si no por los trabajadores, las cocineras de la concentración... Todos pasan por algo incómodo. Hay que atacar el problema y no esconderlo porque en algún momento repercutirá. No quiero que eso suceda".

Toda esta situación mantiene alterado al entrenador, quien tiene a su equipo ubicado en la zona de protagonismo en el torneo. Pero la crisis económica lo saca de eje y confesó que "esto cansa, no sólo a mí, también a los jugadores y dirigentes por no encontrar la solución. Hay que unificar el mensaje, que se hable de lo que pasa y solucionarlo. Si no seguiremos sobre lo mismo y repercutirá en el equipo. Necesito tranquilidad para seguir avanzando".

¿Qué puede llegar a pasar en un futuro inmediato? ¿Se vendrá una medida del plantel? No está descartado que eso suceda de no llegar una respuesta satisfactoria. El DT, ante esta consulta, sólo expresó: "Nos alinearemos a la decisión que tome el plantel en algún momento. Todo tiene un límite. Estos dirigentes se encontraron con muchos problemas y a la falta de recursos es imposible seguir así. No los culpo, pero si advierto que si esto sigue de esta manera todo será complicado".

"Los dirigentes —agregó— están buscando soluciones, el tema es que la encuentren. No hay una fecha cierta de resolución".

Ante este conflicto pensar en el delantero que le falta para completar el plantel quedó en un tercer plano y así lo dejó claro. "Ni me detengo en eso porque con la situación que se vive sería egoísta. Primero quiero que se ordene lo de adentro. Uno entiende al directivo que no hay fútbol, pero también hay que entender a los futbolistas y trabajadores. No se puede cada treinta días pasar por esto. Se desenfocan los futbolistas, me fastidio yo, altera la planificación. Esas cosas son malas para un equipo que tiene pretensiones de seguir peleando. Como nadie las dice lo hago yo para unificar el mensaje y decir cómo está el club y no crear falsas expectativas", dijo, visiblemente fastidiado por la situación económica que atraviesa el club y afecta el planificación del cuerpo técnico.

Esta historia continuará.

Comentarios