Información Gral
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Oscar Martínez se consagró como mejor actor del Festival de Cine de Venecia

Nunca un latinoamericano había alcanzado el premio que el argentino logró por su actuación en "El ciudadano ilustre".

El argentino Oscar Martínez, protagonista del filme "El ciudadano ilustre", logró una hazaña ayer al convertirse en el primer latinoamericano consagrado mejor actor en el Festival de Cine de Venecia, el más antiguo del mundo. El actor se alzó con la Copa Volpi de la 73ª edición, por su destacada labor en la película dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn.

"Es una altísima distinción y me honra muchísimo. Basta ver la lista de nombres de quienes lo han ganado como para sentirse muy alagado y emocionado por este premio", dijo al momento de recibir la consagración.

De este modo, Martínez ingresa a la galería de históricos ganadores, junto a nombres como Burt Lancaster, Gerard Depardieu, Marcello Mastroianni, Jack Lemmon, Sean Penn y Javier Bardem, entre otros.

Luciendo el mismo moñito que usaba Tato Bores, que le regaló su mujer, Marina Borensztein, quien lo acompañaba en la platea, Martínez subió al escenario de la Sala Grande en el Lido de Venecia para recibir la Copa Volpi, el premio más importante para un intérprete argentino desde Cannes 1985, cuando Norma Aleandro compartió el galardón a la mejor actriz por "La historia oficial" con Cher ("Máscara").

Martínez exteriorizaba emoción, y no el escepticismo con que Mantovani, su personaje en "El ciudadano ilustre", acepta con su discurso el Premio Nobel de Literatura ante la Academia Sueca.

"Estoy un poco aturdido, claro, es como una descarga eléctrica", confesó el argentino que tras la ceremonia participó de la cena de gala en el Hotel Excelsior. "Es una distinción que me llena de satisfacción porque siento que reconoce mi trayectoria", agregó.

Así, Martínez, a sus 67 años, volvió a hacerse acreedor de otro importante reconocimiento internacional; el último había sido la Concha de Plata en San Sebastián 2008 por "El nido vacío".

Martínez viajó a Venecia desde Madrid, donde se encuentra rodando la versión española de la exitosa obra teatral "Toc Toc", sobre los trastornos obsesivos compulsivos. Es el único argentino de un elenco dirigido por Vicente Villanueva.

Tras dejar sobre el suelo del escenario del Palazzo del Cinema la voluminosa Copa Volpi, el intérprete expresó: "Aparte de ser el festival más antiguo de Europa y, junto con Cannes, el más prestigioso, ocurre en Italia que fue la cuna de los más grandes cineastas del Siglo XX. Amé el cine italiano, el neorrealismo italiano, a la increíble constelación de directores, actores, actrices y guionistas que tuvieron durante décadas en este país".

"El ciudadano ilustre" ingresó el jueves último a la cartelera argentina.

Al revisar su rol como Mantovani en el filme, Martínez apuntó que "este fue un papel al cual me sentí muy próximo porque siempre he tenido una cercanía muy fuerte con la literatura".

En la historia, Mantovani, que vive en Barcelona, luego de recibir el Nobel ingresa en una vacío creativo de más de cinco años. Por tanto, decide regresar al pago chico de Salas, donde situó todas sus historias y del que salió intentando huir de la chatura pueblerina.

La distinción a Martínez coronó su doble presencia en el festival ya que el público también lo disfrutó en "Inseparables", la lograda remake de la comedia francesa "Amigos intocables", que protagonizó con Rodrigo de la Serna y Alejandra Flechner.

"El ciudadano ilustre" tuvo un gran paso por Venecia donde un fuerte y prolongado aplauso selló la función de gala en premiere mundial el domingo pasado.

Andrea Frigerio, quien en la cinta asume a Irene, una novia que el personaje de Martínez deja en el pueblo natal al que regresa para ser premiado, reconoció que "después del aplauso sostenido que hubo en la función de gala no sabía qué hacer. Porque primero sonreís ¿pero después? te siguen y te siguen aplaudiendo", dijo.

En una compulsa que realiza Ciak, el diario del festival, "El ciudadano ilustre" quedó primera en la encuesta público con una marca de 3.8 sobre 5, igualando la línea de "Nocturnal Animals".

Mariano Cohn, uno de los realizadores de "El ciudadano ilustre" destacó la distinción a Martínez y confesó: "La verdad es que estamos muy contentos. Nos parece que el premio a Oscar es un reconocimiento a su tremendo y consagratorio trabajo y es también un reconocimiento para la película".

Consultado acerca de la experiencia del filme en Venecia, sostuvo que "fue como la película del pueblo" y recordó que "la función de gala fue una cosa muy impactante y emotiva, nos terminaron sacando de la sala a nosotros y a la gente que aplaudía porque tenía que venir otra función y los organizadores del festival nos contaron que nunca vieron un recibimiento así".

En el mismo sentido, Cohn apuntó que "me quedo con esa sensación de Venecia, para mí la recepción de la gente es el mejor premio porque uno hace una película para expresar un punto de vista y poner en juego sus propias ideas autorales, pero ‘El Ciudadano Ilustre' también la pensamos para el público y el mercado y está bueno que la gente la reciba así".

A Martínez se lo pudo ver recientemente también en "Kóblic", de Sebastián Borenzstein; "Paulina", de Santiago Mitre y "Relatos salvajes", de Damián Szifrón.

Comentarios