La ciudad
Jueves 16 de Febrero de 2017

Organizó una fiesta clandestina en Pichincha y no se salvó ni la máquina de humo

La dueña del inmueble recibió una multa económica y una suspensión por 60 días para gestionar permisos de actividades comerciales.

El Tribunal Municipal de Faltas determinó una multa económica y la suspensión por 60 días para gestionar trámites municipales referidos a permisos de actividades comerciales a una mujer que reconoció ser la dueña de un domicilio de barrio Pichincha donde el pasado sábado 28 de enero se desarrolló una fiesta clandestina que rompió la calma de la madrugada.
En ese sentido, se confiscó el material secuestrado ese día: parlantes, cables, auriculares, luces, una máquina de humo y botellas de alcohol. El domicilio de Ricchieri al 300 fue desalojado y clausurado esa noche y recién hoy la titular del inmueble recibió la multa correspondiente.
En el lugar además se cobraba una entrada a pesar de que el mismo no tenía habilitación alguna para la actividad comercial.
El juez actuante determinó que la responsable reciba una multa económica y le dictó la suspensión por el término de 60 días para gestionar trámite municipal referido a permisos de actividad comercial.
El magistrado decidió también que el material secuestrado en aquella oportunidad sea destinado a la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, con el objeto de que sean utilizados en beneficio de toda la comunidad, teniendo en cuenta que la persona en cuestión no pudo acreditar la titularidad de los bienes. Asimismo, el magistrado ordenó la destrucción de las bebidas que se confiscaron en aquella oportunidad.
Finalmente, la propietaria del inmueble fue intimada para que se abstenga de volver a realizar actividades comerciales sin el debido permiso y la habilitación correspondiente.

Comentarios