Opinión
Miércoles 19 de Julio de 2017

Viento de frente

Los últimos días llegaron con malas noticias para los llamados "mercados emergentes" que podrían comenzar a ver finalmente un "viento de frente" a partir de los cambios de política monetaria en los bancos centrales de los países desarrollados.

Los últimos días llegaron con malas noticias para los llamados "mercados emergentes" que podrían comenzar a ver finalmente un "viento de frente" a partir de los cambios de política monetaria en los bancos centrales de los países desarrollados.

Así lo advirtió el diario The Wall Street Journal, que en una nota publicada esta semana advirtió que a comienzos de julio, los fondos derivados por inversores a los países del sur cayeron a su nivel más bajo desde mediados de marzo.

De esta forma, el índice MSCI, que releva monedas de países en desarrollo se ubicó en su punto más bajo en ocho semanas, mientras que las acciones de empresas de esas naciones se ubicaron en un piso similar al que habían tenido en el mes de mayo.

Por caso, los inversores retiraron unos 820 millones de dólares de un fondo del JP Morgan destinado a invertir en emergentes, lo que significó la salida de dólares más importante de ese instrumento desde que fuera creado en 2007, señaló el diario especializado.

Lo que está en la base de estas decisiones son las señales de los bancos centrales de Europa, Gran Bretaña y Canadá, que podrían poner fin a años de política de "estímulo" -tasas muy bajas- a medida que el crecimiento surge con más fuerza en esas economías.

¿Esto quiere decir que un país como Argentina se vaya a quedar sin financiamiento? No necesariamente, de hecho las tasas "altas" que está pagando el gobierno de Mauricio Macri para endeudarse, por el momento resultan muy atractivas para los inversores, aunque la pregunta es si deberán subir todavía más para mantener el ingreso de fondos desde el exterior.

"Los inversores están mirando de cerca los movimientos en los mercados emergentes como barómetro para la forma en que otras inversiones riesgosas populares, como la deuda con alto margen -tasas altas-, reaccionará a un cambio en la política monetaria global", señaló el Wall Street Journal, en una descripción que apunta a situaciones como las de Argentina.

En 2013, los papeles de los emergentes se desplomaron, a partir de temores de que la Reserva Federal estadounidense iniciaría una política agresiva de suba de tasas.

El año pasado dio grandes réditos a los inversores en emergentes, luego de tres años de pérdidas: en lo que va de 2017 la racha siguió, pero ahora algunos apostadores comienzan a retirar sus fichas. Así, "dejan de lado activos que habían subido durante la euforia o que son vulnerables a partir de preocupaciones políticas".

Nicolás Tereschuk

Noticias Argentinas

Comentarios