Opinión
Jueves 10 de Agosto de 2017

Ultimas postales de campaña

Claves. Se termina el viernes a las 8 de la mañana una de las campañas más insignificantes desde el 83 a la fecha. Desconocimiento y falta de interés dominan la escena. Dudas nacionales y locales.

Vale la pena comenzar con un oxímoron: esta campaña electoral sólo será recordada por la extraordinaria indiferencia de la sociedad. Lo mejor es que se termina.

Nadie, ni a diputado nacional, ni a concejal de Rosario, tiene asegurado nada. A horas de los comicios, hay cerca de un 37 por ciento de santafesinos que no sabe a quién votará. Ni en la provincia a diputado ni en Rosario a concejal. Como contrapartida, se agiganta como boomerang la escandalosa oferta electoral: 57 listas a diputado y 43 a concejal. Como cantaban los Fabulosos Cadillacs: "Yo te avisé".

La posibilidad cierta, tangible, empírica de que Cristina Kirchner gane los comicios en la madre de todas las batallas demuestra la flojera del gobierno nacional a la hora de llegar a los sectores qué más necesitan de una economía que se ocupe del precio de las cosas. Pero que se ocupe para bien, no como hasta ahora.

Es insólito que la Casa Rosada haya elegido a un candidato tan malo como Esteban Bullrich, quien en las últimas horas cometió un récord de errores dialécticos en campaña, furcios y boutades. Claramente, falló ahí el habitual tránsito exitoso de Jaime Durán Barba y los campeones mundiales de la comunicación. A pesar de todo, tener frente a frente a Cristina puede generar también una tracción electoral que está por encima de las bondades discursivas del ex ministro de Educación. La ex presidenta tiene una extendida imagen negativa.

Hasta aquí a Cristina le bastó con no adjetivar y no hablar. Como si la protagonista de las cansadoras cadenas nacionales diarias hubiese sido otra persona. Cambiamos, Cristina.

El resultado de los comicios en el distrito bonaerense dominará la lectura política de las elecciones del domingo próximo, aunque el macrismo resulte nacionalmente el más votado, por imperio de que el sello Cambiemos estará presente en 23 de los 24 distritos. Podría darse que Cristina resulte triunfadora en provincia de Buenos Aires y Cambiemos en el orden nacional. A la vez, podría resultar que la mayoría de los argentinos vote candidatos de la oposición. Un jeroglífico político que habrá que auscultar desde el día después.

Todos los funcionarios y candidatos de Casa Rosada han salido a vocear al unísono que los datos de la macroeconomía están mejorando y que la luz al final del túnel se empieza a ver. Justo, en paralelo, aterrizan en los hogares las tarifas del gas invernal que, en la mayoría de los casos, dejan helados a los usuarios. Increíble pero real: el gobierno se permite que esas boletas con aumentos lleguen a los domicilios horas antes de una elección crucial.

A favor del gobierno, debe decirse, está la situación nacional de Cristina, quien aparece aquí y ahora como la única referencia potente, al menos en la provincia de Buenos Aires. La ex mandataria tiene una imagen negativa de casi el 60 por ciento en todo el país, con lo que jamás podría ganar una elección presidencial. Pero el peronismo, sin Cristina, no tiene más que a un conjunto de voluntades que no puede mover el amperímetro.

Pese a ese escenario de flojera peronista, desaparición de las variantes de centroizquierda y crecimiento neutro del massismo, la gestión del presidente Mauricio Macri no ha estado a la altura de las circunstancias. Por si alguno duda de esa aseveración teórica: las encuestas oficiales admiten que el jefe del Estado está 17 puntos abajo de la gobernadora Vidal en imagen positiva. Es por eso que la mandataria bonaerense recorre todos los canales de televisión pidiendo el voto.

Y es aquí y ahora donde la historia vuelve a poner en póster central a Elisa Carrió. Curiosamente, Carrió fue relocalizada en Capital Federal, desde la provincia de Buenos Aires hace algunos meses atrás por Vidal y Macri, quienes no querían regalarle la cucarda de lo que, se estimaba, iba a ser un contundente triunfo de Cambiemos frente a Cristina.

Pero, como canta Litto Nebbia, "si algo cambió, eso es nosotros": finalmente tuvieron que pedirle a Lilita que salga a bancar los trapos bonaerenses del oficialismo para evitar una debacle frente a la jefa del kirchnerismo. En provincia de Buenos Aires hay mil encuestas, para todos los gustos. Como en Santa Fe.

Aquí, Lifschitz se calzó al hombro a Luis Contigiani, tratando de pegar la imagen del gobernador con los votos al candidato, algo imposible para las primarias, que ya están a la vuelta de la esquina. Para el Frente Progresista la campaña recién empieza y terminará en octubre. Ahora, Contigiani deberá lidiar con María Eugenia Schmuck.

Si será extraña la política santafesina que el peronismo podría ganar las elecciones, si es que Agustín Rossi y Alejandra Rodenas convocan a muchos votantes. De la suma de ambos podría beneficiarse el Frente Justicialista. Se verá.

Albor Cantard también tendrá su destino final en octubre, aunque como referente del gobierno nacional está obligado a cantar victoria. Se mantiene en el vector macrista una duda: ¿cuántos votos irán hacia Jorge Boasso? ¿Se reeditará el escenario de tres tercios o aparecerá algún actor nuevo? ¿Podrá repetir Carlos Del Frade su buena performance de 2015?

En Rosario, la campaña termina con las mismas certezas (pocas) y dudas (casi todas). La única pelea a los gritos apareció en la interna del PRO, en momento de definición entre Anita y López Molina. Pablo Javkin deberá sortear la interna con Sebastián Chale y Gabriel Báez

En el peronismo, no pocos descartan que Roberto Sukerman se coloque en primer lugar, si es que derrota a Fernando Rosúa, al tiempo que una nutrida constelación de postulantes pujan por lugares en la marquesina (Daniela Leon, Eduardo Trasante, Martín Rosúa, entre otros).

Lo mejor de esta campaña electoral es que se termina. Volverá en algunos días, pero con oferta depurada.

Propietario: © Editorial Diario La Capital S.A. Inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Registro de propiedad intelectual en trámite). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario. Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe.

Comentarios