Opinión
Viernes 29 de Septiembre de 2017

Turismo, trabajo y desarrollo

El Día Internacional del Turismo —que el mundo celebra cada 27 de septiembre desde 1980— es una oportunidad excepcional para destacar la importancia del turismo como instrumento de desarrollo social, cultural, político y económico de las comunidades de todo el planeta.

El Día Internacional del Turismo —que el mundo celebra cada 27 de septiembre desde 1980— es una oportunidad excepcional para destacar la importancia del turismo como instrumento de desarrollo social, cultural, político y económico de las comunidades de todo el planeta.
El turismo creció y se diversificó en las últimas seis décadas de manera constante hasta convertirse en uno de los sectores productivos más importantes y llegar a representar un 10 por ciento del Producto Bruto Interno mundial. Gestionado de forma sostenible, también contribuye a la conservación del medio ambiente, a la apreciación de las culturas y al entendimiento entre los pueblos.

En la Argentina, el turismo dejó de estar asociado solo con el ocio para sumar la otra cara de la moneda: su capacidad como gran generador de puestos de trabajo genuinos y sustentables, su aporte insoslayable de divisas a la economía nacional, su rol como herramienta para impulsar la actividad de cada región del país, incluso aquellas en que otros rubros no encuentran un escenario propicio para radicarse.

Tras décadas de subrayar nuestras potencialidades turísticas sin avanzar con acciones necesarias para convertirlas en una oferta concreta, desde hace poco más de un año y medio asumimos el compromiso de revolucionar el sector con una perspectiva innovadora y federal que hiciera posible recuperar el tiempo perdido y descentralizar la actividad.

Por ejemplo, estamos resolviendo la cuestión de la conectividad aérea —punto esencial para un país ubicado en el extremo sur americano— abriendo el juego a las empresas interesadas en multiplicar los vuelos internos y desde el exterior, como pieza clave para que más argentinos y más extranjeros viajen por el país.

Entre otras acciones, también avanzamos con el Corredor Ecoturístico del Litoral, estamos elaborando el gran mapa nacional del turismo gastronómico y modernizamos las campañas de promoción turística en el exterior para adecuarlas a los canales de comunicación actuales.

Por otra parte, la reciente designación de la Argentina en la presidencia del Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de Turismo da cuenta de una decidida posición de liderazgo a nivel global.

Nos proponemos una Argentina capaz de crecer en vez de encerrarse en sus viejas frustraciones, en la que el turismo tenga un rol cada vez más protagónico. Una Argentina con destino de grandeza.

Gustavo Santos

Ministro de Turismo

Comentarios