Opinión
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Mercado laboral privado

En nuestro país, la situación del mercado laboral privado suele estar muy vinculada con los vaivenes de la macroeconomía.

En nuestro país, la situación del mercado laboral privado suele estar muy vinculada con los vaivenes de la macroeconomía. Cuando el ciclo económico atraviesa momentos de expansión, las empresas suelen apostar por la selección de personal, mientras que adoptan posturas más cautelosas cuando el escenario se muestra recesivo. Eso es lo que se supone que ocurre, al menos en el imaginario colectivo. Hay un factor psicológico muy fuerte que influye en las decisiones empresarias en materia de políticas de recursos humanos, ya sea a favor de la inversión como de la incertidumbre, dependiendo del momento económico de turno.

No obstante, los números parecen contradecir la aparente inestabilidad del mercado laboral privado. En primer lugar, las tasas de desocupación que brindan diferentes organismos (Indec, Cepal, Banco Mundial) observan un movimiento estable de la tasa del empleo de Argentina, en menos de dos dígitos, al menos en los últimos años. Más allá de que estos indicadores evalúan el comportamiento del empleo público y privado, sirven como termómetro de la relación oferta y demanda en el área laboral.

Desde la actividad de nuestra consultora, actualmente percibimos un incremento del 10 por ciento en cantidad de búsquedas laborales y alrededor de un 10 por ciento de suba en los niveles de remuneración, en comparación a los salarios de 2016. El año pasado, los sueldos crecieron por debajo de la inflación, mientras que en 2017, aparentemente, crecen a la par. Estas búsquedas se remiten esencialmente al segmento de mandos medios y analistas.

El panorama cambia cuando se consulta a los profesionales. De acuerdo a una encuesta realizada a principios de 2017 a más de 2.000 profesionales, el 77 por ciento de los consultados observó que los sueldos estarán por debajo de la inflación en 2017. El 20 por ciento estima que los sueldos van a aumentar igual que la inflación, mientras que menos del 3 por ciento piensa en un crecimiento de los sueldos por encima de la inflación. El 29 por ciento de los encuestados indicó no tener trabajo.

El mercado laboral privado enfrenta desafíos complejos como el trabajo en negro, la falta de oportunidades y sueldos que no están a la altura de las necesidades. La situación varía mucho en función de cada puesto, sector y rubro, junto con la capacidad de los profesionales para ofrecer valor agregado, presentar proyectos innovadores, ser proactivos a la hora de buscar trabajo y no remitirse únicamente a lo que las organizaciones piden.

En un mundo enlazado por la tecnología, hoy es posible generar nuevas oportunidades para llamar la atención de un empleador, más allá de los indicadores generales de la macroeconomía y el humor de las políticas de contrataciones.

Es cierto que es más fácil conseguir empleo en una economía en funcionamiento, pero también las instancias de aparente crisis o estancamiento, como la que vive hoy Argentina, pueden ser una oportunidad para pensar y llevar adelante nuevas ideas.

Diego Kirschenbaum


Licenciado en Sociología

Comentarios