Opinión
Domingo 19 de Marzo de 2017

Llamada Local: Quieren perder las elecciones / Por Justino Soria

Quieren perder las elecciones
—Oiga, estos tipos ya no saben qué hacer para perder las elecciones.
—¿A quién se refiere?
—A los que nos gobiernan.
—No me venga con el discurso de la antipolítica.
—Pero dígame si no tengo razón. ¡No puede ser que hagan todo tan mal!
—A ver.
—A nivel nacional sobran los ejemplos. Ni un libretista de novelas diarias lo haría mejor. Si hasta comparan los efectos de su gobierno con la bomba de Hiroshima.
—¿Y en Santa Fe?
—No me hable. ¿No se dio cuenta?
—¿De qué?
—Para mí que pusieron una grabación con anuncios de otra época.
—¿Como cuáles?
—¿Vio que volvieron a prometer el tercer carril de la autopista? Hasta carteles hubo con eso. Removieron tierra, plantaron árboles y pararon.
—¿Y qué supone?
—Que no querían agotar el tema en una sola gestión. ¡Tenían que dejarle usar el mismo anuncio a los que siguieran!
—No exagere. Se habrán quedado sin fondos.
—Otra. Ahora dicen que van a controlar los micros donde viajen estudiantes y ancianos. ¡Gran ocurrencia! ¡O sea que no lo hacían!
—A lo mejor van a intensificar esos controles.
—¡Qué va! ¿Escuchó lo que dijo el funcionario de Transporte que confesó que le sacaron la concesión a Monticas sólo para descomprimir?
—Sí, una barbaridad.
—¿Ya se fue? Aunque me dijeron que él no es responsable, pero quedó en la línea de fuego.
—Los diputados quedaron tan impresionados que quieren crear una comisión investigadora.
—Y tienen razón. Si ni siquiera nombran a la empresa o al funcionario al que sacaron sólo por favorecer la estrategia judicial del gobierno. ¿Se da cuenta por qué le digo que quieren perder las elecciones?
—No creo que lo hagan a propósito.
—Un legislador está armando una campaña sobre lo de Monticas con dos lemas: "El silencio es impunidad" y "La corrupción mata". Ya va a ver.

asado.jpg
El asador atendió el fuego y tomó encargos para hoy y mañana.
El asador atendió el fuego y tomó encargos para hoy y mañana.

Peatonal y chimichurri
—Pasando a otra cosa. Le tengo que dar las gracias.
—¿Por qué?
—Mi amigo el mantero se hizo el mes con esos dos días de paro municipal. Usted debe haber hecho algo para que no se levantara.
—Le aseguro que no.
—Al menos se ocupó de que nadie controlara. Digo, nadie del personal jerárquico, que no creo haya estado de paro.
—No se alegre. En la próxima van a poner a la policía.
—Menos mal que no se les ocurrió rápido esa idea. Iban a arruinar el negocio de los vendedores ambulantes.
—Igual fue un caos.
—Sí, ya me enteré que hubo hasta choripanes con mayonesa y chimichurri en la peatonal.
—Un emprendimiento original entre tanta oferta de productos no perecederos.
—Estuvieron demasiado permisivos los de la Municipalidad. Agradézcales de mi parte. Deben estar contentos los comerciantes de la zona. ¿No sabe cuándo se repite?
—Ni idea. Pero no se haga ilusiones. Ahora hasta desmantelan los afters que están clausurados pero siguen funcionando.
—¡Epa! Cómo se ha endurecido esta gente. Eso antes no se tocaba. O cuando iban a controlarlos bastaba con apagar las luces y cortar la música un rato.
—¿Vio? Todo cambia.

8023963.jpg.thumb.jpg
para arriba. La semana que viene los pasajeros deberán pagar más para viajar en colectivo por el alza de costos. El boleto ocasional costará $10,50, que debe abonarse con monedas.
para arriba. La semana que viene los pasajeros deberán pagar más para viajar en colectivo por el alza de costos. El boleto ocasional costará $10,50, que debe abonarse con monedas.

Del tractorcito al caballo
—Mire que sigo adelante con el armado del tour a Rosario. Necesito ideas.
—Tengo una mala noticia sobre eso.
—¿Qué pasó? ¿No me diga que terminaron con las excavaciones en las calles del centro? Es una de las atracciones que me piden los turistas. Les interesa la arqueología urbana.
—No, va para largo esa obra.
—¿Y entonces? ¿Van a sacar los generadores de energía de la peatonal? Ya había postales con ese paisaje y la gente quiere verlos en vivo. Y grabar el ruido que producen.
—Tampoco, pero si el calor afloja no van a ser necesarios.
—Uy, que no me toquen los pinitos que están poniendo en el casco histórico. Me dijeron que esta semana una radio hasta hizo una transmisión en vivo cuando los autos los chocan y rompen. Podría hacer un juego para que la gente apueste cuánto duran. Es uno de los ganchos del viaje.
—Nada de eso. Recuerdo que usted me advirtió que si eran de cemento iba a pasar esto, pero los mantienen así.
—No me asuste. Suelte lo que se trae.
—Ya no se usa el tractorcito que tira de los aviones en el Aeropuerto. Al menos no en todos los vuelos.
—¡Qué macana! ¿Y no me puede gestionar que mantengan aunque sea uno para el turismo?
—No creo.
—Para reemplazar ese atractivo, le pido una cosa. ¿No podría hablar con alguien para que no combatan a los que roban a caballo? Eso sí que es distinto. Me dijeron que en un barrio hace tiempo que hacen eso.
—Sí, lo denunciaron en el Concejo.
—¿Y no sabe si a esos le piensan poner las identificaciones como a los de las motos? Eso sería grandioso.
—No se burle.
—Podríamos hacer como Brasil con las visitas a las favelas.
—Desista de esas ideas. Cada vez le quedan menos cosas raras para venir a ver.
—No me diga. ¿Y en qué están mejorando?
—Compraron nuevos ómnibus con aire y calefacción y rampa para discapacitados.
—¿Por eso aumentan el boleto?
—No, por el incremento de los costos.
—Así como hay aumento automático de tarifa, ¿no podrían implementar el mejorado automático de las frecuencias?
—No se haga el chistoso.
—No los proteja más. ¡Si ellos mismos trabajan para perder las elecciones! ¿No me cree? Ya va a ver.

Comentarios