Opinión
Domingo 23 de Abril de 2017

Llamada local: Acá se perdona todo y les falla la realidad

—Los funcionarios de su provincia parecen brasileros.. —¿Por? —Todo es lo más grande, lo mejor...

—Los funcionarios de su provincia parecen brasileros.

—¿Por?

—Todo es lo más grande, lo mejor...

—No crea. Sólo repitieron eso con el aumento de sueldos a maestros y la inversión en educación.

—Si, pero les falla la realidad, como diría un correligionario.

—A ver.

—Mientras dicen eso hay una escuela que da clases de carpintería sin herramientas.

—Porque se las robaron.

—Ahí tiene. ¿No era que había mejorado la seguridad?

—Y bueno, pero algún robo todavía hay.

—Oiga, y en la salida a Funes, ¿no era que iban a hacer un alambrado con luces de neón y todo? Estoy buscando el diario donde lo anunciaron.

—Era cuando había robos a cada rato. Después pusieron una garita o un móvil fijo y paró.

—Dígales que lo vuelvan a anunciar a ver qué pasa ahora. Un amigo que paró a cambiar una goma y se quedó sin auto.

—Deben estar robando los que fueron corridos por los controles en la ciudad.

—No me joda. Me enteré también que dentro de la policía crearon una patrulla especial para buscar prófugos. ¿No es mejor si controlan que no se escapen?


La fábrica recuperada

—Usted me miente.

—¿De que me habla?

—Me dijo que las diferencias entre Maikel y Mauri eran irreconciliables y ahora reabrieron una fábrica juntos.

—Bueno, alguna hacen. Pero no estuvieron de acuerdo en que algunas provincias son un aguantadero de empleados.

—Igual me contaron que estuvieron midiendo quien había hecho más por la recuperación de esa empresa. Y hasta hicieron conferencias de prensa separadas.

—Si, vino un ministro al día siguiente.

—Me imagino a ese hombre llegando a la casa y diciendo: "Hoy reabrimos una empresa". Y la mujer contestándole: "¿Cuál es, la que cerraron hace un año?". Son cómicos estos tipos, gestionan arreglando lo que rompieron antes. Así cualquiera.


Arrégleme el semáforo

—Al final tanto bombo y el semáforo para pies no duró ni un mes.

—No es así. Se rompió, lo arreglaron y sigue funcionando.

—Me imagino la de choques que debe haber habido en esas horas que no anduvo.

—No crea. Un concejal dice que justo en esa esquina donde lo pusieron no hay registro de accidentes con peatones.

—Y entonces, ¿para que lo pusieron?


Sin imputados, sin sumarios

—Lo que sigue mal es la investigación del choque de Monticas.

—Si, no avanza.

—¿Es cierto que todavía no hay un solo imputado y ni siquiera hubo sumarios internos para determinar responsables?

—Así parece.

—¿Y que esperan? ¿Siguen peritando las ruedas?

—El viernes hubo otro choque en la autopista a Santa Fe.

—De eso le quería hablar.

—Me pasaron una copia del acuerdo mutuo de rescisión del contrato de concesión de la autopista. Un escándalo.

—¿Por?

—No tiene la firma de ningún organismo de control de la provincia. ¿Para que están?

—Me parece que no hubo mucho acuerdo con lo que se hizo.

—Porque no entienden.

—Escuche: hacemos un contrato para que cobren el peaje y repavimenten, pero esto último no lo hacen o lo hacen poquito. Después le pongo fin a ese acuerdo y quedamos amigos. Y cuando licito de nuevo, contrato a las mismas empresas que antes fallaron.

—No parece correcto.

—Ve, ahí está el problema. No alcanzan a entenderlo. Es política mayor.

—Explíqueme.

—Es un excelente incentivo para que empresas extranjeras vengan a invertir en Santa Fe. Acá se perdona todo. Arriesgue en la provincia que no va a perder. Es genial. Felicítelos.


Trolebuses Moni

—Lo que estuvo bien fue eso de traer trolebuses rusos.

—Ya llegaron los primeros de doce.

—Y estuvo inteligente haber demorado el trámite para que de multa le den dos más. Parece un quiosco.

—A usted nada le cae bien.

—Oiga, ¿no se le ocurrirá a la intendenta plotear los coches como en Buenos Aires, no? Trolebuses Moni, podría ponerles.

—No es su estilo. Es más del peronismo.

—Y el Pro también lo hace con ambulancias o patrulleros. Por eso le digo, no se sorprenda. Mire que vienen las elecciones.

—¿De eso sabe algo?

—El informado es usted. Me dijeron que el socialismo no presenta candidatos. Le ceden los primeros lugares a sus socios radicales.

—Puede ser.

—¿Vio lo del bar ese en el muelle público? Parece que le vienen cediendo más que lugares en las listas.

—Veo que siguen sin quererlos.

—No, espere, le rescato una. Buena idea esa de repartir escobas para que la gente barra las veredas.

—Si, para concientizar.

—¿Qué se viene, reparto de palas?

Comentarios