Opinión
Lunes 28 de Agosto de 2017

Hágase la luz en el Concejo

El Concejo debería ser el primero en cuidar la legalidad y transparencia de la administración, pero en los hechos viene desconociendo las normas y la propia ley orgánica de Municipalidades en lo que se refiere a la publicación del listado del personal que trabaja en el cuerpo, la categoría que revista y la retribución que recibe, entre otros datos.

El Concejo debería ser el primero en cuidar la legalidad y transparencia de la administración, pero en los hechos viene desconociendo las normas y la propia ley orgánica de Municipalidades en lo que se refiere a la publicación del listado del personal que trabaja en el cuerpo, la categoría que revista y la retribución que recibe, entre otros datos. Tampoco publica en su página de internet cuánto cobra cada edil, aunque distintas fuentes afirman que ninguno percibe menos de 81.000 pesos mensuales de bolsillo. El 6 de junio pasado, la presidenta del Concejo, Daniela León, reaccionó ante una nota de La Capital que apuntaba justamente a la falta de acceso a la información pública en ese cuerpo anunciando que "en diez días" se lanzaría una nueva web que iba a funcionar como un "portal de datos abiertos". Pasados más de 80 días, anteayer las autoridades del Concejo anunciaron a través de un comunicado de prensa que el miércoles finalmente se pondrá en marcha el nuevo sitio.
Rosario tiene una aceptable legislación de acceso a la información pública. La ordenanza 7303 del 2002 obliga a publicar en la página oficial de la ciudad en internet, además de la información presupuestaria, compras y licitaciones, el listado de personal permanente, contratado, temporario y transitorio de la Municipalidad, del Concejo y cualquier otro organismo que destine partidas del presupuesto al pago de remuneraciones, incluyendo sueldo total por empleado y la correspondiente distribución de categorías. Además, la propia ley orgánica provincial de municipalidades, a la cual en 2002 se le modificó su artículo 2 mediante ley 12065, establece que "las autoridades municipales deberán dar a conocer por los medios que estimen pertinentes la nómina completa de todas las autoridades políticas y agentes ―con independencia de su situación de revista― que presten servicio remunerados en el municipio, en cualquiera de sus órganos o dependencias, consignándose los haberes totales que cada uno percibe y todo pago que el ente disponga en provecho del mismo, sea o no de índole remunerativa".
Desde 2002 la Intendencia viene cumpliendo con esta norma, pese a los resquemores que el sindicato de empleados municipales ha planteado en varias ocasiones. En su sitio web (rosario.gob.ar) cualquier persona puede acceder al listado completo con los nombres y apellidos de los empleados, funcionarios y autoridades, y saber dónde trabajan, en qué lugar desarrollan su tarea, sueldo bruto, sueldo neto y costo laboral de cada uno. La intendenta Mónica Haydée Fein, según el último registro publicado de mayo pasado, tiene un sueldo bruto de 125.490,92 pesos, un costo laboral de $128.769,10 y percibe mensualmente de bolsillo $88.986,56.
La contracara viene siendo la página web del Concejo (concejorosario.gov.ar), que oculta este tipo de información, pese a que está obligada por ley y ordenanzas a publicarla. Imposible enterarse allí sobre cuánto cobra cada edil. Sólo viene apareciendo un listado de personal que data de junio de 2014. Es que en los últimos tres años las autoridades del Concejo decidieron no actualizarlo ni detallar qué sueldo cobra cada uno. Tampoco es posible encontrar, por ejemplo, información sobre los expedientes que se están tratando, las declaraciones juradas de los concejales o los gastos de publicidad que realiza el cuerpo.
El libre acceso de las personas a la información pública no es una concesión de los Estados y sus autoridades, sino un derecho. Ayuda a transparentar la gestión pública y a combatir la corrupción y la cultura del secreto de Estado, y facilita la participación ciudadana.
León presentó el 6 de junio pasado el "Plan Concejo Transparente", que contempla un portal de datos abiertos y un sistema de gestión donde los ciudadanos van a poder iniciar los trámites ante el cuerpo parlamentario y seguir la evolución de los expedientes desde la web. "Vamos a transformarlo en un lugar abierto, plural y transparente. Todos los vecinos van a poder acceder a todo lo que ocurre dentro del Concejo", había prometido la presidenta del cuerpo. Se anunció que en diez días se iba a poner en línea el nuevo sitio, y este fin de semana con algo de retraso se comunicó que comenzará a funcionar el miércoles. "Tenemos un compromiso con la transparencia, y lo estamos concretando. Lo que se necesita es simplemente hacer las cosas bien, como siempre debieron hacerse", señaló León, en lo que podría interpretarse como una autocrítica tras casi dos años al frente del Concejo.
De todos modos, habrá que ver qué información se decide cargar en este portal de datos abiertos. Habrá que evaluar hasta dónde llega la anunciada voluntad política de transparentar la gestión. Aunque frente a la nada, lo poco siempre va a parecer mucho.

Comentarios