Opinión
Lunes 17 de Abril de 2017

Escaleras

Es uno de los inventos más sencillos que estiran las posibilidades físicas de la gente.

Es uno de los inventos más sencillos que estiran las posibilidades físicas de la gente. Las escaleras permiten comunicar distintos niveles y funcionan con lógica elemental: dan un punto de apoyo para levantar el peso de cuerpo, por caso.

Sencillo no es sinónimo de simple, y las escaleras distan de ser algo trivial. Todos los escalones tienen que tener la misma altura y profundidad, de otro modo el que las usa mirando el celular se tropezaría, y así toda una serie de cuestiones.

Como se sabe, está totalmente inventada por eso los arquitectos se han lanzado a diseñar espirales únicas de una o varias vías que se bifurcan y se encuentran y forman un entramado bellísimo y sorprendente. Ni hablar ya de las que están hechas en madera con barandas labradas con motivos que se continúan en las paredes y en el techo ejecutadas con una maestría que hace olvidar los peldaños, como las que se pueden admirar en algunas grandes bibliotecas europeas, o en algunos palacios. O de las distintas tonalidades y texturas del mármol, que ofrece un lienzo infinito para la plasmar los diseños más acabados, como las de los museos vaticanos, algunas de las cuales tienen los escalones tan estirados que parecen una sucesión de rampas interrumpidas.

Y también asombra la combinación de planos inclinados y escalones que se interceptan en diagonal a cielo abierto formando una suerte de paralelogramos enlazados en un plano descendente.

Todas sirven para lo mismo. El punto aquí es que, salvada la necesidad, como la rueda que gira se renueva una y otra vez la búsqueda de la belleza y de la perfección por encima del diseño y la utilidad y trocan una estructura en objeto artístico.

Comentarios