Opinión
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Chau Chiche, sos una leyenda futbolera y urbana

Tras la Paso. Una evaluación del triunfo de Rossi y de la derrota socialista en la provincia de cara a los comicios de octubre

A las 11.30 del martes último dejó este mundo Luis Jorge Lutman, más conocido como el "Chiche'' Lutman.

Algunos le dieron el apodo de rey de copas porque logró importantes títulos con las divisiones interiores de Newell's. Fue, además, técnico en el fútbol mendocino y maestro de entrenadores en equipos del interior de la provincia. Residió un tiempo en Cañada Rosquín y desde allí condujo técnicamente a varios equipos de la región . En esa oportunidad fue comisionado por Jorge Bernardo Griffa para reclutar jóvenes valores para integrarlos al club leproso. Su mejor alumno es su hijo Kurt Lutman, seleccionado argentino para el mundial sub 20 en la era de "mostaza Merlo''. Ahora Kurt luego de abandonar el fútbol es escritor y vuelca en sus libros las experiencias de sus años de jugador.

Un personaje urbano

De un sentido del humor sano y fluido, "Chiche se convirtió en un personaje de la zona oeste. Durante los carnavales de Libertad era el organizador de caravanas y juegos seguido de una numerosa cantidad de jóvenes entusiastas. Le quedó muy poco por hacer... jugó y dirigió fútbol, fue jugador de básquet, era diestro para el scolaso de cabotaje, tutte, truco... y... póker.

En el curso más crítico de su enfermedad, durante los festejos del aniversario de la entidad del parque, llevado en silla con ruedas por su hijo menor, Jorge, inseparable e incondicional, recibió en el círculo central de la cancha la más calurosa.

Estratega

Fue un buen técnico y además jovial. Cuentan que en un partido bravo hizo precalentar a un jugador con la camiseta número nueve. El joven era defensor pero él lo mandó a pararse y moverse dentro del área como si fuera un goleador y le previno que lo marcarían entre dos y hasta tres defensores contrarios que dejarían más libres a los jugadores más efectivos... El nueve le dijo: "Pero, técnico, yo nunca hice un gol", y Chiche sonriendo le respondió: "No importa, ellos no lo saben". Y ganaron tres a cero con tantos convertidos por los goleadores del equipo, que tuvieron más espacio para moverse en tanto la defensa se preocupaba en marcar al nueve "de madera".

Chiche tuvo a su lado a una esposa de hierro... Marta Longo, y los hijos fueron un sostén en su vida... Kurt, Jorge y Brenda, quienes lamentan que papá no pueda disfrutar a sus nietos.

Personajes

Chiche llevaba en su sangre los genes de personajes enblemáticos de barrio Azcuénaga y Belgrano.... hijo de "Pitinga y hermano de Chachán y de "la" Susi. E hijo dilecto de tía Rosa... todo un abanico de personajes. Su velarorio fue una ronda de anécdotas e historias verdaderas y ficticias de esta leyenda llamada Chiche Lutman... El próximo lunes abordaré leyendas de gatos de cuatro patas y gatos de dos piernas y algo más... Hasta entonces. Amén.

Comentarios