Opinión
Domingo 23 de Julio de 2017

¿A quién le importan las Paso?

Las encuestas ya están jugando su propio partido. Hay de todos los colores y cada una tendrá su excusa cuando los resultados no estén ni cerca de sus pronósticos.

El titular de una FM rosarina no lo puede creer. Batallador incansable por segundos de publicidad, por estos días cumplió su sueño: decenas de referentes de agrupaciones políticas no dejan de llamarlo para preguntarle si llegó el aviso de algún candidato. El problema es que le llegaron más de 150, y cada uno tiene asignada una franja horaria en la que es obligación pautar ese espacio cedido de publicidad. Para su alegría, en Santa Fe esas publicidades son pagas por el gobierno, aunque aclara que no le servirá para revertir el rojo de sus cuentas. "Es más negocio ser Bonacci", responde en alusión al candidato que anotó decenas de listas con el primario objetivo de beneficiarse de los dineros públicos que se reparten para la impresión de boletas y armado electoral. A los candidatos locales tendrá que sumarle los nacionales de todo el país, que también tendrán difusión de campaña, en este caso gratis en todas las radios y canales. Se viene mucho trabajo para los productores.

Todos ellos forman parte de lo que podría llamarse "el círculo de involucrados" en las Paso del próximo 13 de agosto. Para el resto de los ciudadanos, el interés es parecido al que tienen los clubes de primera por la Copa Santa Fe.

Qué dicen las encuestas

Las encuestas ya están jugando su propio partido. Hay de todos los colores y cada una tendrá su excusa cuando los resultados no estén ni cerca de sus pronósticos.

Las primeras se hicieron con algunos nombres que finalmente no estarán en las boletas. Podrán decir que fue un cálculo prematuro. En estas aparecieron los candidatos que ya estaban puestos desde el principio y que, además, tienen algún nivel de conocimiento a raíz de haber intervenido en otras campañas o haber ejercido algún cargo público.

Las más recientes fueron realizadas cuando apenas se desataba la campaña de propaganda con afiches y notas en los medios. Podrán argüir que los candidatos que finalmente estén arriba en el sufragio no se habían instalado cuando se hizo la compulsa. Y faltan las pruebas de tanques llenos, que serán las que vean la luz durante las dos últimas semanas de campaña.

En esta materia conviene guiarse por aquellos equipos probados en otros momentos y que también siguen midiendo a los candidatos o gobernantes todo el tiempo. Suelen tener más bajo el nivel de error, aunque nada de esto es infalible.

Para no quedar expuestos a favorecer a ninguno de los candidatos, vayan unas breves claves para dar una sensación del resultado que, sólo por ahora, están dando las encuestas.

1 / Un autorizado referente provincial, de uno de los principales partidos con reconocimiento en Santa Fe, acababa de recibir en un sobre cerrado la más reciente encuesta encargada por su sector. "Si nos da bien, te la paso. Y si no, es que todavía no la recibí", prometió con picardía. No volvió a llamar. Su interés estaba principalmente dirigido a la elección de diputados nacionales. Y su principal obstáculo no es la interna.

2 / A nivel de concejales aparecieron las primeras sorpresas. El que va al frente representa a un partido al que desde hace años no le va del todo bien en la ciudad. Un dato: no lo conocen tanto por su pertenencia a ese partido, sino más bien por su conducción de un organismo estatal y sus gestiones en favor de algunas causas desatendidas por los gobiernos. También por su paso anterior por el mismo cargo para el que se propone, después de un breve descanso político. Una advertencia: cuando fue candidato a intendente tuvo mejores encuestas que resultados.

3 / En segundo lugar aparece una candidatura que tiene como principal objetivo definir una interna, pero que a juzgar por los números se encamina a hacer un buen papel en la general y a pensar en el 2019. "Habría que ponerla en una cajita de cristal y no sacarla hasta el momento del voto", aconsejan sus mentores, sabedores de que su fuerte no está en los debates de campaña. A su rival interno no se le estarían cumpliendo los deseos.

4 / "El tercero puede ser el primero", auguran los que hicieron la encuesta más confiable, pero por ahora el actual no sería su lugar más cómodo. Tal vez se esté notando que no tiene a todos los seguidores trabajando a su favor como deberían. Pero si se mantiene donde está, daría la sorpresa negativa de las Paso. Aunque, la maquinaria que lo sostiene recién empezará a jugar fuerte esta semana y la lista que encabeza es una de las pocas que tiene buenos segundos y terceros candidatos.

5 / De los que menos tienen, hay una candidata que suma más que el resto. Tal vez su actual lugar le de un conocimiento alto. "Tiene imagen, habrá que ver si se traduce en votos", analiza un conocedor de estos estudios. El resto, pelea por estar, que no es poco. De este grupo habrá varios que entrarán en soledad al Concejo, a juzgar por la dispersión del voto que se asoma. Es notable como un par, de profusa campaña, no logró instalarse entre los electores. Muchos encuestados dicen no conocerlos. Pero como dirán los encuestadores, esto es muy cambiante.

Comentarios