Edición Impresa
Sábado 04 de Julio de 2009

Opinan los gremios locales

Sonia Alesso: “Es necesario fortalecer el rol del Estado”

La secretaria general de la Amsafé provincial, Sonia Alesso, está convencida que más que nunca es necesario “fortalecer el rol del Estado” para garantizar derechos básicos como son la educación o la salud.

De esa manera hace referencia a figuras como las del diputado Francisco De Narváez o el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que se han manifestado poco amigables con la docencia. “No podemos desconocer que el mismo De Narváiz pidió que se derogara el estatuto del docente”, precisó.

Igual Alesso considera que estamos ante una situación muy compleja que requiere de una revisión y reflexión críticas sobre los resultados electorales. Dice así que esto de ninguna manera implica confundir “el rol del Estado con un gobierno”. Cita como ejemplo de la vida democrática, que “es muy grave que no se vea la necesidad de acompañar el reclamo de los hondureños, ante el golpe de Estado que vive el país hermano”. Tan grave como desconocer cuánto de avanzó en el país en materia de derechos humanos, agrega la dirigente de los maestros santafesinos.

Para Alesso, el desafío sigue siendo “profundizar el rol de las organizaciones sociales, políticas y sindicales para que el Estado exista y tenga un rol más activo en políticas educativas, de salud. No vamos a mejorar _agrega_ con políticas de libre mercado, basta mirar lo que pasamos en la Argentina”.

La titular de la Amsafé insiste con la necesidad de “mirar críticamente” lo que pasó, pero sin dejar de ver “los intereses poderosos que están en juego”. “Es una ingenuidad no ver que hay sectores muy poderosos moviéndose en el empresariado y en la Mesa de Enlace, los trabajadores no podemos dudar ante esto”, puntualiza.

Alesso advierte que “hay que tener memoria” de lo que pasó en la provincia, lo dice en clara referencia al reelecto senador Carlos Reutemann. “Hay que tener memoria para no olvidar que los trabajadores de la educación no tuvimos concursos, no nos convocaban a reuniones, pero sí tuvimos presentismo”, expresa.

 

Martín Lucero: “Hay consolidar los avances logrados”

Para el Sadop, está latente la preocupación de perder conquistas ganadas en los últimos años para el sector, como el histórico llamado conformar una mesa de paritarias a nivel nacional y con vistas que se replique en las provincias. La inquietud se manifiesta ante el resultado de la elecciones pasadas, que favorecieron a sectores identificados con políticas neoliberales educativas.

Nosotros padecimos la década del 90. Y sobre todos los logros que hemos tenido desde esa época hasta ahora no queremos tener retrocesos, queremos avanzar más. Una mejor educación implica progresismos y no acciones reaccionarias”, dice el secretario gremial de Sadop, Martín Lucero.

El referente de los maestros privados, asegura que la aspiración que tienen como gremio es que “los avances que se vayan logrando en educación tanto a nivel nacional como provincial se sigan consolidando, más allá del signo político del gobierno de turno”. Lucero agrega al respecto: “Como todos los políticos declaman que la educación es prioridad, que ese partido político esté más a la izquierda o a la derecha no debería afectar esta situación”.

Para el secretario del Sadop local, la expectativa pasa por la importancia de “todos los políticos asuman un compromiso importante para con la educación, que garanticen todas las reivindicaciones logradas desde los 90 a esta parte”.

Entre esos logros, para Lucero no sólo las inquietudes pasan por las reivindicaciones sindicales sino en materia de derecho a la educación. “Esperamos que la educación secundaria obligatoria sea garantizada”, cita como ejemplo de un dato claro sobre el que hay que profundizar. Y enseguida agrega que también son indispensables: “Un salario docente y condiciones de trabajo dignas, la educación para la inclusión social y la educación obligatoria para todos los niveles tienen que garantizarse, más allá de quién esté en el gobierno”.

Lucero considera que “cualquier triunfador de la jornada del domingo se equivocaría si lee que el pueblo está demandando cambios que impliquen retrocesos en la educación”. “No creo que la población esté exigiendo cosas como las que planteó el mismo de Narváez, de derogar el estatuto del docente. Pienso que se pusieron otras cosas en la balanza (en las últimas elecciones) y no las cuestiones educativas. Me parece que sobre la educación la gente cada vez quiere más y mejor educación, como siempre”.

 

Gustavo Terés: “Rechazamos cualquier intento de mercantilizar el sistema”

Fundamentalmente fue un voto anti K”. Es lo primero que menciona el secretario general de la Amsafé Rosario, Gustavo Terés, cuando se le pide una opinión sobre los resultados electores del 27 de junio pasado y su vínculo con la educación. Por eso más tarde indicará que el gremio que conduce se opone a cualquier intento de volver a las políticas de los 90, al tiempo que critica que tanto el gobierno nacional como provincial no hayan avanzado sobre los núcleos más duros que sostuvieron estas medidas.

El resultado electoral tiene que ver con manifestarse en contra de una forma de conducir el proceso político”, dice Terés y señala que donde hubo una posibilidad progresista de mostrar este rechazo, el electorado se lo apropió. La apreciación es en referencia al triunfo de Pino Solanas en la Ciudad de Buenos Aires.

La población, en general, y los docentes, en particular, no están dispuestos a volver a las políticas de los 90”, expresa y agrega que por si acaso, desde el gremio del magisterio “hay un claro rechazo a cualquier posibilidad de mercantilizar el sistema educativo”.

Terés llama la atención sobre lo que define un dato significativo de la campaña que precedió a las elecciones: “Nadie habló ni debatió de educación, salvo en el caso santafesino— Carlos del Frade (candidato a diputado por Proyecto Sur) que hizo una carta abierta a los docentes”.

Para el secretario de la delegación local de Amsafé, “el rechazo hacia las políticas del reutemismo o del obeidismo en materia educativa son claras”. Por eso eso insiste en decir que no se permitirá regresar a las medidas que caracterizaron a los 90.

Terés aclara que junto a esta preocupación también está la de que “tanto el gobierno nacional como el provincial no hayan desmontado los núcleos duros de lo que fue esa política aplicada en los 90”. Menciona entonces los subsidios a las escuelas privadas, la mercantilización de la formación docente, como los postítulos o aquella manifiesta en el nivel superior de la enseñanza.

También reclamó para que se discuta “una nueva ley de financiamiento educativo, que diferencie lo que corresponde a sostener la escuela obligatoria, de lo que le toca a Ciencia y Técnica y a las Universidades, siendo que éstas últimas se llevan una parte importante del porcentaje”.

Pidió también que “se vuelva a nacionalizar el sistema educativo, porque hasta el momento las provincias siguen siendo las principales fuentes de ingreso para sostener la educación”.

Comentarios