El Mundo
Lunes 09 de Enero de 2017

Ola de ataques en Bagdad con el sello del Isis

Una serie de atentados en Bagdad y alrededores dejó al menos 23 muertos, la más reciente ola de violencia atribuida al Estado Islámico (Isis). El grupo combate con el ejército iraquí por la posesión de la ciudad de Mosul, la segunda de Irak.

Una serie de atentados en Bagdad y alrededores dejó al menos 23 muertos, la más reciente ola de violencia atribuida al Estado Islámico (Isis). El grupo combate con el ejército iraquí por la posesión de la ciudad de Mosul, la segunda de Irak.

Un vehículo cargado de explosivos estalló en un mercado en el barrio shiíta de Ciudad Sadr, dejando al menos a 7 personas muertas y 15 heridas, detalló el portavoz del Ministerio del Interior, el general Saad Maan. Agregó que un policía detectó al atacante suicida dentro del vehículo y le disparó, pero no pudo evitar el estallido. Un policía y dos fuentes médicas dieron un saldo de muertes más elevado: 16 muertos y 47 heridos.

En el hospital al que fueron llevadas las víctimas de este ataque, explotó una bomba en un refrigerador de la morgue. Según fuentes médicas, al parecer era un segundo atacante que había muerto por las esquirlas despedidas por el primer atentado.

El Estado Islámico se atribuyó el atentado, al afirmar que su deseo es asesinar shiítas. El Isis o Estado Islámico es sunita, y como muchos sunitas considera a los shiítas como apóstatas, pero agrega que debe ser exterminados.

En otra parte de Bagdad, un atacante suicida detonó sus explosivos en un mercado de verduras, también en un barrio shiíta, matando a nueve personas e hiriendo a 16. Otros tres atentados con bombas en la capital y sus alrededores dejaron siete muertos y 24 heridos.

El Isis ha perpetrado una ola de atentados en Bagdad la última semana, dejando un tendal de muertos. Un suicida detonó sus explosivos la semana pasada en Ciudad Sadr, dejando más de 40 muertos. La ola de ataques ocurre cuando las fuerzas iraquíes tratan de expulsar al Isis de Mosul, en el norte de Irak, en una intensa operación militar iniciada a mediados de octubre. Mosul, la segunda ciudad de Irak, cayó en manos del Isis en 2014, cuando los extremistas conquistaron gran parte del norte y oeste de Irak, partiendo de Siria.

Comentarios