Edición Impresa
Jueves 21 de Enero de 2016

Ojotas Rabolini, en supermercados

En la campaña presidencial tuvo un perfil altísimo, y probablemente lo hubiese mantenido o incluso aumentado en el caso de que su esposo, Daniel Scioli, hubiera vencido a Mauricio Macri en la carrera presidencial.

En la campaña presidencial tuvo un perfil altísimo, y probablemente lo hubiese mantenido o incluso aumentado en el caso de que su esposo, Daniel Scioli, hubiera vencido a Mauricio Macri en la carrera presidencial. Pero las cosas no sucedieron así y Carina Rabolini de pronto desapareció de los titulares de los diarios y de las entrevistas de televisión, e incluso hasta de las redes sociales. Ahora, después de tomarse unas vacaciones, de a poco está volviendo a las marquesinas. En estos días ella misma contó en su cuenta de Facebook que acaba de lanzar una línea de ojotas, con algunas algunas particularidades: “Son económicas (cuestan 150 pesos el par) y se venden en supermercados”, contó la bella modelo nacida en Elortondo.  Si se tiene en cuenta que ya había lanzado los anteojos Rabolini, quizá lo próximo sean unos gorritos de playa con su marca.

Corach volvió a la Casa Rosada

Hacía más de 15 años que el hombre no pisaba la Casa Rosada, y eso es tanto tiempo que probablemente ya ni recordaba cuándo fue la última vez. Desde que concluyó la segunda presidencia de Carlos Saúl Menem, Carlos Vladimiro Corach no había vuelto al edificio donde desempeñó un rol relevante de ese segundo mandato del riojano. Pero en estos días eso cambió. Corach fue invitado a Balcarce 50 por el actual ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y allí acudió, a conversar con uno de los hombres fuertes del gobierno de Mauricio Macri. Dicen que no sólo se sorprendió por la invitación, sino también por la apertura y predisposición al diálogo de su inesperado anfitrión. “El Ministerio está en buenas manos”, dicen que comentó tras el encuentro. Si lo dice él...

Comentarios