Panadero Ochoa
Viernes 17 de Febrero de 2017

Ochoa le dijo a los jueces que vean los videos de la cámara que hallaron en su casa

El exjefe de la hinchada brava de Newell's lo hizo en la cuarta jornada del juicio que se le sigue por instigar el asesinato de Caminos. Dijo que tiene filmaciones de cómo actuaba la barra.

Lo que ocurrió el día que Diego "Panadero" Ochoa fue detenido en su casa de Pueyrredón al 3700 quedó ayer bajo examen del tribunal que juzga al ex jefe de la barra brava de Newell's por instigar el homicidio de su antecesor al frente del paravalanchas, Roberto "Pimpi" Caminos. Con la declaración de policías y testigos que participaron de ese procedimiento desarrollado el 20 de agosto de 2013, se exhibieron en la sala 20 teléfonos celulares, vainas servidas, entradas para partidos de fútbol y una mira telescópica para armas de fuego.

De todo eso, incautado en la vivienda, Ochoa dio explicaciones y además les pidió a los jueces que examinen una filmadora secuestrada en su casa, donde están los videos que él tomaba de la hinchada en los viajes, las previas y los partidos. "Para que vean la clase de gente que me rodeaba, qué mejor que un material fílmico crudo", ofreció el ex líder de la barra.

Ochoa está acusado de haber instigado el crimen de Roberto "Pimpi" Caminos, ejecutado a tiros en marzo de 2010. El oficial jefe de la TOE Maximiliano Bertolotti contó que tres años después de ese homicidio, cuando se dispuso la orden de detención de Ochoa, entraron a la vivienda por una puerta reforzada con un chapón dado que la casa de Panadero había sufrido un tiroteo. Y recordó que al hombre ahora juzgado lo encontraron en su dormitorio de la planta alta. Entonces quedó preso a disposición del juez de Instrucción Javier Beltramone no sólo por el homicidio de Pimpi sino también por el de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, asesinado en febrero de 2013 con un tiro en la nuca, una causa que sigue en trámite.

Secuestro

En la vivienda de Ochoa los policías encontraron dos armas, una calibre 40 y una calibre 22 que no se exhibieron en la audiencia porque fueron remitidas al área de Balística para pericias y ahora no las encuentran. Además de una flota de 20 celulares sin chips, a estrenar, dentro de una bolsa de la empresa Garbarino; numerosas entradas para partidos de fútbol y, dentro del auto de Panadero, una carta que le había remitido desde prisión Carlos Alberto "Betito" Godoy, un hincha por entonces preso y luego condenado como uno de los ejecutores de Pimpi.

"Esas son entradas que quedaron sin vender. Le agradezco a la Fiscalía tener esos papeles para poder demostrarlo. Porque acá quieren demostrar que le di entradas a una sola persona y tengo infinidad de escuchas donde le di entradas a mucha gente", se defendió Ochoa, y pidió que se recupere desde el depósito judicial una filmadora donde él mismo registraba los movimientos de la hinchada: "En esa filmadora tengo grabada toda la interna de la hinchada, los viajes arriba de los colectivos, los viajes en avión. Es un material que data del año 2009. Sería muy importante que lo vean", manifestó.

Repetición

En la cuarta jornada también declaró un animador y cantante que trabaja en boliches bailables, quien ya se había presentado en el primer juicio por la muerte de Pimpi, donde René Ungaro y Godoy fueron condenados como autores materiales a 11 años de prisión. Entonces dijo que había visto a Ochoa junto con René y Betito en un boliche. Y que en una ocasión Betito se ufanó de haber matado a Pimpi. Después de aquella exposición sufrió una veintena de amenazas. Ayer declaró en un sentido similar.

Hoy desfilarán policías y peritos. El lunes lo harán los testigos ofrecidos por la defensa y, luego de los alegatos de clausura, el jueves de la semana que viene se conocerá el fallo.

Comentarios